MUCHO BUENO Y DOS OREJAS

Resumen

Feliz reencuentro del torero a caballo de Estella con la afición de Ciudad Real, que disfrutó con las dos faenas de gran contenido y transmisión firmadas por el jinete navarro.

Fecha

18 de Agosto de 2017

Lugar

Ganadería

  Carmen Lorenzo   El Capea

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Andy Cartagena (dos orejas y oreja)
Lea Vicens (oreja y oreja)

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 11, 476 Kg, de nombre Mariposo: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y JANUCA (2 banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de El Capea, número 17, 582 Kg, de nombre Jurídico: De salida ALQUIMISTA (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DONATELLI (2 banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas y un rejón de muerte y dos descabellos).

Otros caballos desplazados

BRINDIS, NAPOLEON y SHERPA

Entrada

 MEDIA PLAZA


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

La Plaza de toros de Ciudad Real es un coso taurino de segunda categoría construido en 1843, que fue inaugurado el 17 de agosto del mismo año.

Su peculiar composición de ligeros materiales (mampostería, tapial y madera) la dejan a merced de las inclemencias meteorológicas, por lo que ha sufrido numerosos deterioros con sus consiguientes reformas, la más importante, en 1873. Se alza en dos pisos. Tiene 3 puertas (destacando la fachada sur, con los típicos arcos neomudéjares en herradura) y la arena mide 53 metros de diámetro.

La capacidad del coso es de 7.740 espectadores sentados. Se divide en las tradicionales secciones de barrera, contrabarrera, tendido bajo, tendido alto, tribuna y andanada.

Antes de la construcción del recinto, los espectáculos taurinos se celebraban en la Plaza Mayor de la capital manchega. Los terrenos para la edificación del coso fueron cedidos por la familia Muñoz de Ciudad Real, siendo diseñados sus planos por el arquitecto ciudadrealeño Manuel Gómez. En su construcción se utilizó piedra procedente de la Peña del Pinzón y del Convento del Compás de Santo Domingo.

 

Fuente:  Wikipedia

Pablo se presentó en Ciudad Real el día 19 de agosto de 1997 con una corrida de Víctor Romero Hermanos, a la que desorejó por partida doble, primero en solitario y luego en collera con Paco Ojeda, consiguiendo un total de cuatro orejas, basando su triunfo en la monta de GALLO, SABICAS y VENTURA.

La segunda tarde del estellés en Ciudad Real no se pudo completar por la lluvia que hizo que el festejo se tuviera que suspender tras la lidia del segundo toro, precisamente al que Hermoso de Mendoza, entre un auténtico diluvio, cortó una oreja. Abrió plaza Fermín Bohórquez y debería haber cerrado la tarde Alvaro Montes, que no actuó y los caballos que jugaron a "watertoro" fueron LABRIT, MONTERREY, DANUBIO y MARIACHI.

Y si por motivos climatológicos Pablo no pudo redondear una buena tarde el año anterior, tampoco el 19 de agosto de 2003 podría hacerlo, pero ahora por culpa del juego del ganado de la Viuda de Flores Tassara, sobre todo el que lidió en primer lugar, un inválido al que el público quería devolver a chiqueros, pero la Presidencia se negaba a ello. Pablo cumplió con su obligación y colocó dos rejones de castigo a lomos de MISTRAL, todo ello en medio de una bronca monumental hacia el palco. Comenzó el segundo tercio y Pablo colocó una banderilla a lomos de CAMPOGRANDE que tampoco consiguió que la bronca remitiera, por lo que el navarro solicitó permiso para acabar con el astado. Pese a que la presidencia no concedió dicho permiso (tampoco es obligatorio) el estellés se fue por el toro y acabó con él de un rejonazo. La plaza se dividió en opiniones. Mejor fueron la cosas en el quinto de la tarde, a pesar de los malos augurios que había hacia este toro. Pablo midió su labor y castigo al toro con un solo rejón de castigo, también sobre MISTRAL, antes de lidiarlo en banderillas sobre NATIVO y CHICUELO y acabar con él de un certero rejón sobre CERVANTES. Una oreja para Hermoso de Mendoza con fuerte petición de la segunda, pero que el palco denegó, posiblemente por la "descortesía" de haber acabado tan pronto con el toro anterior. Completaron el cartel Leonardo Hernández y Andy Cartagena y Pablo al terminar el festejo comentaba a la prensa local lo siguiente: "Tengo una espina clavada con Ciudad Real. El año pasado llovió y éste me toca un inválido".

Como parece que la historia de Pablo en Ciudad Real no va a estar exenta de anécdotas, ahí va otra. El 27 de marzo de 2005, recién regresado de tierras mexicanas, los mentores de Pablo deciden iniciar la temporada del navarro precisamente en Ciudad Real, con un cartel mixto muy interesante: Pablo Hermoso de Mendoza, José María Manzanares padre y Julio Benítez, hijo de Manuel Benítez "El Cordobés". Pues nuevamente problemas en la víspera de la corrida con el reconocimiento de los toros y novillos que se iban a lidiar, hicieron que el festejo tuviera que suspenderse por falta de reses y de nuevo Pablo se quedó con las ganas de tener una buena tarde en la ciudad manchega.

Ese mismo año, el 18 de agosto, se programó un festejo de rejones como parte de su feria y en él tomaron parte Joao Moura, Pablo y Alvaro Montes en la lidia de astados de Benítez Cubero. Hermoso de Mendoza obtuvo una trabajada oreja en su primero, no teniendo posibilidades de éxito con su segundo que cuando piso la arena el toro del hierro de Pallarés, se escuchó a un grupo de espectadores de sol corear, "eso no es un toro, es una ballena". CURRO, CHENEL, FOSFORO, ZAPATA, LABRIT y SILVETI fueron los elegidos para actuar esa tarde.

Imágenes relacionadas

El festejo de Ciudad Real no podía comenzar de otra manera que con un minuto de silencio en honor de las víctimas de la barbarie terrorista ocurrida ayer en Barcelona y que ha impregnado España de solidaridad, rabia y miedo. Fue un minuto en el que el dolor se podía cortar y el crujir de los dientes se podía sentir.

Suponía el regreso de Hermoso de Mendoza a este coso manchego algo más de una década después y lo hizo bajo la lupa de las cámaras de la televisión de Castilla La Mancha, en una tarde donde los termómetros marcaban 44 grados. Abrió plaza y lo hizo ante un toro bonito de hechuras, el de menos peso del festejo y que comenzó abanto por el enorme ruedo, pero que no tuvo más remedio que terminar embistiendo a la grupa de CHURUMAY. El caballo se la colocó delante en varias ocasiones hasta que el toro la tomó como muleta y la hizo suya y mientras el caballo giraba sobre sus manos, el toro la buscaba echando la cara arriba y buscando el bulto. Poco a poco se fue suavizando esa embestida y con el segundo rejón de castigo ya quedó totalmente atemperado. La majestuosidad de BERLIN hizo su labor en banderillas. Pronto, sin apenas un contacto, colocó la primera banderilla en las mismas líneas del tercio, de poder a poder y en el mismo estribo. De ella salió el toro embistiendo a la cola, templado de costado para rematar por los adentros en perfecto trincherazo.

Una nueva banderilla ahora al sesgo para volver a torear con la cola por los tendidos de sombra y dar entrada a JANUCA, valiente y frontal que enseguida metió al toro en el estribo para llevarlo rendido a los terrenos marcados por el equino. La cara metida en la barriga del caballo y este midiendo perfectamente el tranco del astado. Ajuste en las banderillas, clavadas al estribo y marcando los tiempos. Tres banderillas cortas con BACANO, cada día más redondo y más en el estilo que Pablo busca y que se confirmó a la hora del rejón de muerte que entró hasta la bola. El toro se mantuvo en pie a pesar del rejonazo pero terminó doblando y así Pablo obtuvo el primer trofeo de la calurosa tarde.

En el cuarto, un gran toro de Capea en cuanto a calidad y en cuanto a tamaño, Pablo bordó la mejor faena de la tarde con mucha diferencia. El toro salió embistiendo desde chiqueros y ALQUIMISTA lo aprovechó desde el inicio, toreando con la cola, ciñendo los terrenos y marcando el camino del temple necesario para el resto de la lidia. Sería en banderillas donde la lidia eclosionó y donde DISPARATE volvió de nuevo a dar una lección completa de toreo. En esta ocasión había un toro bravo enfrente que lo daba todo en cada acometida y que obedecía a los toques de hermosina que fueron inmensos y numerosos. Cada cambio de grupa, era un muletazo con la cola del caballo que el toro asimilaba y obedecía cambiando de mano. Preciosos pasajes aderezados con dos buenas banderillas, la segunda de ellas atacando en corto y marcando todos los tiempos de la suerte. Un disparate de banderilla y un disparate de actuación.

La gente estaba entregada a la labor torera del de Estella que prosiguió con DONATELLI, ajustando pronto la primera banderilla atacando de afuera hacia adentro. En las piruetas, fue de menos a más, o sea el acople con el toro fue superior en las últimas, jugándose el caballo el tipo entre el toro y las tablas en una serie de dos que realizó como colofón. Muy bien BACANO con las cortas, ya ante un toro que le ayudaba menos y ante el que Hermoso realizó la suerte del teléfono antes de atacar con el rejón de muerte y colocar una estocada contraria que no obstante hizo que el toro doblase. La mala suerte que el puntillero levantó al astado y Pablo tuvo que descabellar, perdiendo así una de las dos orejas que la faena merecía pero asegurándose la también más que merecida puerta grande.

 

Sidebar


Galería fotográfica