APOTEÓSIS TAPATÍA

Resumen

Pablo le realiza una faena inolvidable al toro TAPATÍO de Fernando de la Mora, al que cuaja a placer y termina por indultar en la Nuevo Progreso ante el exigente cónclave de la capital jalisciense.

Fecha

11 de Marzo de 2018

Lugar

Ganadería

  La Estancia     Marrón     Fernando de la Mora     Garfias  

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (silencio, silencio y vuelta al ruedo tras indulto)
Jerónimo (palmas, silencio y silencio)
Leo Valadez (silencio, silencio y palmas)

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de La Estancia, número 19, 540 kilos, de nombre Mexicano: De salida ALQUIMISTA (dos rejones de castigo); en banderillas BRINDIS (dos banderillas) e ICARO (dos banderillas); y para el último tercio JABUGO (tres rosas, dos rejones de muerte y dos golpes de descabello).

Segundo toro de la Ganadería de La Estancia, número 23, 570 kilos, de nombre Comino: De salida AGORA II (dos rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (tres banderillas) y DONATELLI (dos banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas, tres rejones de muerte y dos golpes de descabello).

Tercer toro de la Ganadería de Fernando de la Mora, número 167, 515 kilos, de nombre Tapatío: De salida ALQUIMISTA (un rejón de castigo); en banderillas BERLIN (tres banderillas) y DECO (dos banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas, una rosa y un par de banderillas a dos manos).

Otros caballos desplazados

 

Entrada

 DOS TERCIOS


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

La plaza de toros "Nuevo Progreso", antes "Monumental de Jalisco", fue diseñada para albergar a 16,561 espectadores. Leodegario Hernández y su amigo más cercano y además socio, el ex novillero hidrocálido Carlos González, lograron estrenar la plaza de toros sobre una superficie total de terreno de 60,000 metros cuadrados. El proyecto arquitectónico fue encomendado para su elaboración al arquitecto José Manuel Gómez Aldana y la construcción la realizó Constructora México, S. A. cuyo director era el arquitecto Leopoldo Torres Águila.

La plaza está conformada por cinco filas de barrera, siete del primer tendido, seis del segundo tendido, zona de palcos de siete personas cada uno, los asientos poseen grapas laterales de metal y la zona general en la parte superior de la plaza donde acude la gente con menores recursos; el número de vomitorios fue calculado para desalojar la plaza en cinco minutos.

La plaza tiene 9 corrales, diez cajones de toriles y el ruedo fue diseñado en una circunferencia de 46 metros de diámetro y un callejón con cuatro metros de ancho. El patio de cuadrillas es amplio y posee terreno suficiente para las maniobras de los camiones a la hora del desencajonamiento, hay caballerizas y vestidores para las cuadrillas, además la plaza está dotada con moderna enfermería y bonita capilla, palcos para Autoridad, ganaderos y empresario, oficinas, sanitarios y alumbrado, lo que le permite celebrar festejo nocturnos.

Posteriormente la plaza se mantuvo cerrada algunos años, casi una década habiéndose celebrado solamente cuatro temporadas en ella y fue transferida por Leodegario Hernández a una empresa conjunta formada por Espectáculos Taurinos de México y Don Ignacio García Aceves, quienes la remodelaron y la reabrieron el 20 de octubre de 1979. En 1990 fue adquirida en su totalidad por la Empresa Espectáculos Taurinos de México, quien es el propietario en la actualidad. Es indiscutiblemente un coso de primera categoría.

 

Fuente:  plazanuevoprogreso.com.mx

La perla tapatía, como se le conoce a esta bella metrópoli del occidente de México, cuenta con la segunda plaza en importancia del país, "El Nuevo Progreso", en cuyas gradas se da cita una de las aficiones más entendidas y, por ende, exigentes de cuantas se puedan encontrar en el mundo taurino tanto de América como de España.

El público tapatío vio por vez primera al navarro el día 20 de noviembre de 1999 y fue precisamente esa su segunda actuación en tierras mexicanas. Lidió toros de San Marcos junto a Eulalio López "Zotoluco" y Fernando Ochoa, dando una vuelta al ruedo en su primero y obteniendo una oreja de su segundo.

No pasó apenas un mes, para que Pablo volviese al Nuevo Progreso, más concretamente el 12 de diciembre del mismo año, esta vez en un festejo de rejones, con toros de Mariano Ramírez, para Lorenzo Cue, Giovanni Aloi, Pablo y Antonino López, obteniendo una oreja en solitario y saludando desde el tercio en la collera con Cue. Pese a lo parco en trofeos, ambas tardes de Pablo Hermoso de Mendoza ese año en Guadalajara, dejaron un gran sabor de boca en los aficionados y críticos, hasta el punto que fue declarado máximo triunfador de la Temporada en la Plaza Nuevo Progreso.

Con estos argumentos comenzó la siguiente temporada, y al amparo de Pablo, se consiguió llenar, como no se conseguía hace años, las gradas del coso tapatío. Con un ambiente totalmente de gala, el 12 de noviembre de 2000 hacían el paseíllo Pablo Hermoso de Mendoza, Oscar San Román y Enrique Espinosa "El Cuate", que se enfrentaron a toros de Montecristo. Con su primero Pablo, no tuvo suerte con el rejón de muerte que tocó la médula del toro, y escuchó división de opiniones, lo cual, lejos de achicarlo, lo enrabietó, y en su segundo salió dispuesto a todo, y así consiguió cortar dos orejas y salir a hombros por primera vez de esta Plaza. Los caballos esta tarde fueron LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y BORBA.

El 25 de marzo de 2001, fue una fecha señalada en la carrera de Pablo, porque volvía a Guadalajara, pero además en ese marco, despedía su histórica temporada en México, tras sesenta y cuatro actuaciones por todo el territorio mexicano y con un tremendo éxito de público y en lo artístico. El cartel para esa tarde, mitad mexicano, mitad hispano, lo componían Pablo Hermoso de Mendoza, Fernando Ochoa, Alfredo Gutiérez y Antonio Barrera, con toros para caballo de Fernando de la Mora y a pie de Pilar Labastida. Montando a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI fue silenciado en su primer toro y en su segundo, que brindó a toda su cuadrilla, apoderados, caballerangos...Pablo obtuvo las dos orejas con fuerte petición de rabo, que la presidencia no concedió y fue sacado a hombros por su propia cuadrilla.

Ese mismo año regresó a Guadalajara el 11 de Noviembre de 2001, también con lleno en los tendidos numerados y lidiando un toro de Fernando de la Mora, con el que escuchó palmas y otro de Santa Bárbara, del que obtuvo una oreja con petición de la segunda. Completaron el cartel Alfredo Lomelí y Alfredo Gutiérrez y los caballos empleados en esa tarde fueron LABRIT, TABASCO, ALBAICIN, FUSILERO, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

El 3 de marzo de 2002, se produjo la siguiente actuación del navarro en esta plaza, ahora junto a Alfredo Gutiérrez y Antonio Bricio y con toros de De Santiago, ante los que cosechó una oreja en el cuarto, siendo silenciado en el primero, montando en ambos toros a LABRIT. CAMPO GRANDE, ALBAICIN, VITI, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

No regresaría Hermoso al coso de la Colonia Monumental sino hasta el 10 noviembre de 2002. El cartel lo integraban aparte del caballero en plaza los matadores Oscar San Román y José María Luévano, despachando toros de la dehesa de Vistahermosa. Una vez más los tendidos se llenaron y el navarro correspondió a la afición entregándose ante dos toros que no le pusieron las cosas fáciles, terminando por cortar una oreja de su segundo. EBANO, LABRIT, CAMPO GRANDE (imagen derecha), MAZANTINI, RONCAL, ALBAICIN, CHICUELO y MARIACHI fueron los equinos que tuvieron participación esa tarde.

La historia de Pablo en la Nuevo Progreso continuó el 16 de febrero de 2003, cuando actuó en la corrida programada como parte de las celebraciones por el aniversario de la fundación de la Ciudad. Ante otra excelente entrada hicieron el paseíllo además del navarro los diestros aztecas Fermín Spínola y Alejandro Amaya, como responsables de despachar un serio encierro de las dehesas de Teófilo Gómez. Hermoso de Mendoza no tuvo mayor suerte en su primero, a pesar de que en todo momento intentó hacerle fiesta. Pero con su segundo dió una catédra de torero a caballo ante un astado que en sus manos se vio mejor de lo que era, despenándolo de un extraordinario rejonazo para cortarle las dos orejas, convenciendo de nuevo a la afición y cruzando a hombros la Puerta Grande de la plaza tapatía. Para lograrlo contó con la colaboración de RONCAL, DANUBIO, CHICUELO, CHACAL, MONTERREY, FUSILERO, GAYARRE y CERVANTES.

El siguiente capítulo escrito por el estellés en la arena tapatía tuvo lugar el 15 de febrero de 2004, de nuevo tomando parte en la corrida que formaba parte de los festejos de aniversario de la metropoli. Le acompañaron en el cartel los jovenes matadores José María Luévano y Antonio Bricio, correspondiéndole al navarro un astado de Bernaldo de Quirós y otro de Reyes Huerta, Esta fue la primera ocasióno en la que Pablo no pudo tocar pelo en la perla tapatía, recibiendo en sus dos turnos sendas ovaciones de un público entregado que valoró el actuar de Hermoso de Mendoza y de su cuadra integrada por: LABRIT, NATIVO, CERVANTES, CURRO Y FUSILERO.

Este recuento cronológico tiene continuidad el 17 de octubre de 2004, Pablo aparecía de nueva cuenta por la puerta de cuadrillas de la Nuevo Progreso, acompañado por Miguel Espinosa "Armillita" y el toricantano local Guillermo Martínez, para despachar bureles de Fernando de la Mora. Hermoso de Mendoza brindó una actuación con tintes de exquisitez ante dos toro mansos que lejos de ayudar dificultaban el actuar del jinete y su cuadra. CURRO, CHENEL, FOSOFORO, SAMURAI, FUSILERO y CAMPO GRANDE aportaron todo su esfuerzo para que el torero navarro saliera de la plaza con un apéndice cortado a su primero, perdiendo cuando menos otro más al no estar certero con el acero en el quinto de la tarde.

La siguiente actuación del coloso estellés en el albero de la calzada Independencia tuvo lugar el 20 de febrero de 2005, de nueva cuenta dentro de los festejos programados por el aniversario de la ciudad, alternando con Miguel Espinoza "Armillita" y Eulalio López "Zotoluco" ante bureles de Fernando de la Mora. Ante otra excelente entrada Pablo realizó dos meritorias faenas que sin embargo no le depararon trofeos en virtud de andar poco fino con el rejón de muerte. Así el navarro fue ovacionado en sus dos toros, a los que lidió con la ayuda de SAMURAI, DELFIN (hoy SILVETI), FUSILERO, CURRO, CHICUELO, CHENEL TOSCANO y FOSFORO.

La contabilidad continua el 19 de febrero de 2006. Ese día alternó con Rafael Ortega y Omar Villaseñor. despachando astados de San Miguel de Mimiahuapam. En esta ocasión tampoco Pablo pudo descorrer el cerrojo de la Puerta Grande, yéndose en blanco de trofeos, en gran medida por haber tenido que recurrir a la espada de cruceta para finiquitar a sus dos adversarios. VILLA, LABRIT, DOMINGUIN, CURRO y CHENEL se emplearon a fondo para intentar redondear el triunfo que no llegó.

Este largo previo continua su historial el domingo 18 de febrero de 2007, alternando Pablo con Omar Villaseñor y Arturo Macías en la lidia de bureles de Fernando de la Mora. Esta fue una extraña tarde para el navarro ya que a pesar de haber cuajado dos grandes faenas, solo se llevo en la espuerta una sola oreja, del que abrió plaza. A su segundo le armó un auténtico lío y lo mató de un rejonazo fulminante, pero el hecho de que el rejón asomase por abajo de la res fue el extraño motivo por el que la gente se enfrió y el navarro se tuvo que retirar al callejón ante una leve división de opiniones. CHAMAN, RONDEÑO, SILVETI, CHABOLA, CURRO, CHENEL, FUSILERO y SARMATA aportaron su esfuerzo para este malogrado triunfo de su jinete.

Y así seguimos ahora reseñando la actuación del navarro que tuvo lugar el 4 de noviembre de 2007, alternando con Rodolfo Rodríguez "El Pana", y Juan Antonio Adame, en la lidia de astados de Los Encinos para rejones y de De Santiago para la lidia ordinaria. En esta oportunidad, ante un entradón en el albero tapatío, el infortunio con los rejones de muertes impidió a Pablo redondear un triunfo por demás notable, ya que en la arena realizó dos grandes faenas que le hubieran significado un importante número de trofeos. ESTELLA, CHENEL, MERLIN. ORO VIEJO, CURRO, SILVETI y FUSILERO fueron los protagonistas de esa tarde.

Continuamos este recuento haciendo alusión a la fecha del 15 de febrero de 2009, cuando el navarro provocó quizás la mejor entrada que en los últimos años se ha visto en el coso de la Colonia Independencia. Alternando con Arturo Macías y Joselito Adame, lidiando la terna astados de las dehesas de Los Encinos. El caballista estellés bordó el toreo en su primero al que holgadamente le hubiera cortado las dos orejas, pero el fallo a espadas hizo perder cualquier posibilidad de trofeo. De su segundo sí pudo rescatar un apéndice, logardo a base de entrega y enjundia. ESTELLA, TIZIANO, FUSILERO, PIRATA, DALI, CHENEL y ESPARTANO fueron los equinos empleados por Pablo en esa tarde del mes de febrero.

Y para el 14 de febrero de 2010 otro entradón en el coso de la Colonia Independencia para ver a Pablo acompañado de los jóvenes diestros Joselito Adame y Mario Aguilar, lidiándose astados de Bernaldo de Quiros. Hermoso de Mendoza se llevó la tarde deleitando a la exigente afición tapatía con dos completas lidias que en cualquier otro coso le hubieran abierto la Puerta Grande, pero el protagonismo inexplicable de la Presidencia le cerró tal posibilidad al negarle la oreja en su segundo, muy a pesar de la petición unánime del público asistente. A final de cuentas Pablo salió por su propio pie con una oreja en la espuerta, pero muy satisfecho del cariño y de la entrega de la afición de Guadalajara. ESTELLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, MARQUES, SILVETI y ESPARTANO conformaron la cuadra empleada por Hermoso de Mendoza en este festejo.

Al año siguiente, 2011, la fecha señalada para la actuación de Pablo en la capital de jalisco fue el 13 de febrero de 2011, alternando en esta ocasión con José Mauricio y Octavio García "El Payo", lidiándose astados procedentes de las dehesas de Los encinos. Una tarde más en la que se conjugaron dos factores en la plaza tapatía: una gran entrada y que Pablo perdiese la Puerta Grande por los fallos a espadas. El estellés realizó dos faenas por demás interesantes, entregándose en una actuación que hizo disfrutar al público de Guadalajara, más sin embargo el balance fue de división de opiniones en ambos toros que enfrentó. CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, MANOLETE y PATA NEGRA dejaron la impronta de su calidad en el ruedo de la Nuevo Progreso.

Tras una temporada de ausencia, regresó Pablo a la Nuevo Progreso en el 2013, en concreto el domingo 10 de febrero, compartiendo cartel con los diestros Fermín Spínola y Octavio García "El Payo", en la lidia de bureles procedentes de las dehesas de Los Encinos. Con otra gran entrada de por medio, de las mejores que se recuerdan en ese escenario, Pablo protagonizó una tarde de matices y a base de casta y maestría cinceló dos faenas importantes que le depararon una oreja, de su segundo, si bien consideramos que su labor merecía más. CHURUMAY, MANOLETE, VIRIATO, PIRATA, DISPARATE y DALI obraron una actuación destacada esa tarde en el albero tapatío.

Para el 2014 de nuevo actuaría Pablo en el coso tapatío, el 9 de febrero, alternando con Fernando Ochoa y Fermín Spínola en la lidia de astados de Los Encinos para rejones y de Celia Barbabosa para los de a pie. Una actuación de esfuerzo y total entrega brindó Pablo, no pudiendo tocar pelo, si bien recibió una vez más el reconocimiento de la afición tapatía, que en muy buen número acudió a la plaza para verle. Palmas y ovación recibió por su labor en una tarde en la que empleó a NAPOLEON, DISPARATE, VIRIATO, PIRATA, CHURUMAY, MANOLETE y HABANERO.

En el 2015 la cita fue el 22 de febrero, teniendo de fondo un entradón, el mejor de la temporada, para ver a Pablo alternando con Fermín Rivera y Diego Silveti, para despachar reses de Fernando de la Mora para rejones y de San Isidro para la lidia ordinaria. Hermoso de Mendoza hizo gala de su maestría y entrega ante dos toros de difícil y distinta condición, teniendo división de opiniones en su primero y saludando desde el tercio en su segundo. CHACMAT, DUENDE, HABANERO, PIRATA, CHURUMAY, DISPARATE y VIRIATO fueron los responsables de afrontar el complicado lote que correspondió a su jinete.

Para el año siguiente, 2016, la presentación de Pablo en la perla tapatía se programó para el 14 de febrero, como parte de un atractivo cartel mixto en el que también figuraron Alfredo Ríos "El Conde" y José Antonio "Morante de la Puebla", en la lidia de astados de Fernando de la Mora. Para esta oportunidad Pablo volvió a dejar constancia de su inigualable magisterio ante un lote deslucido y con el óbice del rejón de muerte que le impidió poder tocar pelo. GENTO, BERLIN, BELUGA, BARRABAS, MANIZALES, DISPARATE, DALI y PIRATA complacerien de nueva cuenta a la afición que hizo un entradón en el Nuevo Progreso.

En el 2017, el domingo 26 de febrero, teniendo de por medio la mejor entrada de toda la temporada, Pablo dio dos lecciones de toreo y cortó una oreja, de mucho valor por el escenario, pero corta por los méritos conjuntos de sus labores de muy alto nivel. ALQUIMISTA, BRINDIS, JANUCA, CARMONA, DISPARATE, DONATELLI y MANIZALES brindaron una notable tarde bajo la rienda de su jinete que en esta ocasió alternó con Joselito Adame y Octavio García "El Payo".

En el mismo 2017 Pablo regresó a la Nuevo Progreso, ahora en la primera parte de su temporada 2017-2018, haciendo un nuevo paseíllo el 12 de noviembre, al lado de Ginés Marín y Luis David Adame, en la lidia de astados de Marrón para rejones y de Villa Carmela para la lidia a pie. En esta ocasión el navarro vio esfumar sus aspiraciones de triunfo en el albero tapatío en virtud del pésimo juego que dieron los astados que enfrentó, teniendo silencio en sus dos intervenciones ante otra excelente entrada. ALQUIMISTA, JANUCA, DISPARATE, NEVADO, BARRABAS y BACANO hicieron hasta lo imposible para hacerle fiesta a los deslucidos bureles.

Imágenes relacionadas

La tarde se había puesto cuesta arriba y la afición que pobló en buen número los tendidos de la Nuevo Progreso veía con desencanto que los esfuerzos del centauro navarro no tenían el resultado esperado tanto por las complicaciones del lote que enfrentó como por las fallas con el rejón de muerte. Pablo valoró todo ello y antes de que doblase su segundo anunció el regalo del sobrero, decisión que cambió por completo la historia de esta tarde ya que el estellés le realizó una obra cumbre al astado con el hierro de Fernando de la Mora que se corrió en el séptimo lugar de esta corrida que finalmente fue de nueve toros y más de cuatro horas de duración.

Desde que salió por chiqueros “TAPATÍO” llenó la plaza con su presencia y llamativa pinta, berrendo en cárdeno. Tuvo una salida fría, enterándose, pero en cuanto Pablo se hizo con su atención a lomos de ALQUIMISTA fue una máquina de embestir y cuya bravura y acometividad fue lucida a la perfección por la maestría del navarro. Viendo sus condiciones el estellés optó por dejarlo con un solo rejón de castigo, reuniéndose de frente con él, dejando entrever ya la emotividad del burel, misma que se corroboró en una pasada realizada con la bandera, simulando la suerte, que fue toda una pintura. Fue entonces el turno de BERLIN y lo que se vivió con el luso-hannoveriano es difícil de describir, simplemente un éxtasis de toreo con caballo y burel conjuntados y embelesados en una lucha que por momentos llegó a ser coreografía, prodigándose los galopes de costado, con el toro metido en la barriga de BERLIN y a la mínima distancia, con la particular interpretación de las hermosinas que hace este gran caballo y con sus insuperables remates por los adentros, todo ante un mar de bravura que iba a más. Fueron tres banderillas sublimes que pusieron literalmente boca abajo a la afición, Pablo abrazó el cuello de su caballo que fue despedido bajo una atronadora ovación y con la gente ya de pie. Su lugar lo tomó DECO para realizar un toreo más frontal y de cercanías aprovechando las embestidas incansables del de Fernando de la Mora, firmando dos palitroques que mantuvieron el nivel de la lidia y el delirio en los tendidos. Para el final Pablo trajo a BACANO con el que dejó primero tres cortas rítmicas y desplantes en momentos en que la plaza se había llenado ya de pañuelos pidiendo el indulto si bien la autoridad no parecía atender la aclamación popular, Hermoso de Mendoza optó entonces por colocar una rosa y el toro se arrancó de largo, con el mismo ritmo, como si no hubieran transcurrido los más de 20 minutos que llevaba su lidia, lo que provocó que la exigencia del público se incrementara increpando al palco que se mantenía firme en no concederlo, enseguida vino un extraordinario par de banderillas a dos manos, con el toro metido en el estribo de BACANO y este aguantando y toreando con la flexibilidad de su cuerpo, en un pasaje que terminó por volver un manicomio a la Nuevo Progreso, no quedándole más remedio a la autoridad que conceder el indulto, el primero para un toro de rejones que se da en esta plaza, considerada por muchos la más seria y exigente de América.

“TAPATÍO” embistíó todavía con alegría a los subalternos que lo regresaron a los corrales, donde será curado, esperando que pronto su clase y su bravura sean un revulsivo en la dehesa que lo vio nacer. Entretanto Pablo dio una apoteósica vuelta al ruedo, en la más clara muestra de haber reconquistado a esta afición que por años y diversas circunstancias se le había resistido.

Abriendo plaza Pablo se enfrentó a un burel sumamente distraído que salió al ruedo desparramando la vista e interesándose en todo menos en el caballo, a pesar de ello el estellés lo metió en vereda y pudo inventarse una faena y sacar agua de un pozo que parecía seco. ALQUIMISTA se reunió con limpieza y pureza en dos oportunidades. BRINDIS firmó dos banderillas técnicamente perfectas, recreándose en las suertes y dando el pecho en cada reunión. Cuando el de La Estancia ya regateaba las embestidas ICARO hizo su toreo arrimista, provocando al burel con el hocico para obligarlo a seguirlo y prolongar así sus embestidas. JABUGO tuvo llamado a escena para participar en tres rosas que resultaron impecables de ejecución y colocación, y cuando se esperaba que Pablo obtuviese cuando menos una oreja las espadas jugaron a la contra y todo quedó en silencio

Su segundo de inicio hizo albergar algunas esperanzas cuando se enganchó en la cola de AGORA II y así en los medios ambos fueron describiendo círculos cada vez más pequeños, para después hacerle sangre en un par de ocasiones y hasta aquí llegó el espejismo, lo que vino enseguida fue una lucha con un burel que traía la cabeza por las nubes y que o se desentendía de los caballos o iba en pos de ellos pegando violentos arreones. El jinete en plaza hizo lo imposible por agradar al respetable pero no había lucimiento ni transmisión, así DISPARATE y DONATELLI lo intentaron todo, cada uno en su estilo, destacando algún galope del castaño aprovechando el viaje del burel a la querencia y los cites y reuniones del tordo pero sin poder ajustar las piruetas ya que el de La Estancia o se frenaba o se venía al paso. BACANO también hizo su aporte en las cortas ante un astado que no daba ya un paso y por tanto complicó la suerte suprema; decidiendo en ese momento Pablo que regalaría al sobrero como una forma de compensar la ilusión del público que al conjuro de su nombre mayoritariamente hizo una excelente entrada en el coso de la Calzada Independencia.

IMAGEN CORTESÍA NTR TOROS

SUERTE MATADOR (www.suertematador.com). Por Emilio Mendez



Pablo Hermoso  hace historia en Guadalajara indultando a "Tapatío" de Fernando de la Mora



Llego la última y quinta corrida de la celebración del CDLXXVI aniversario de la fundación de Guadalajara, Jalisco y de los 51 años de la plaza de toros, en un festejo que resulto largo, con más de cuatro horas, pero que al final valieron la pena ante un coso que lució más de media entrada, en una tarde agradable en la que Pablo Hermoso de Mendoza ha hecho historia indultando un toro por primera vez por un rejoneador en este coso, siendo el ejemplar de Fernando de la Mora de regalo de nombre "Tapatío" el cual mereció regresar a la ganadería tras mostrar calidad, bravura y clase en lo que fue una de las faenas más importantes del navarro en tierras aztecas.

………………………………

Abrió el festejo Pablo Hermoso de Mendoza saludando al de La Estancia colocándole dos rejones de castigo, después hizo gala el navarro de su oficio para colocar tres banderillas al quiebro, vinieron las rosas a un toro que fue a menos y al final falló con el rejón de muerte teniendo que recurrir al descabello, silencio. El cuarto de la tarde fue un toro noble de La Estancia al que Pablo Hermoso saludó con dos rejones de castigo, lució por momentos en banderillas pero sin poder redondear la faena, dejó el rejón de muerte un tanto caído teniendo que recurrir al descabello. Silencio. Pablo Hermoso regaló un toro con el hierro de Fernando de la Mora llamado "Tapatío" que fue aplaudido de salida por su pinta pero que estaba buscando la salida intentando saltar en un par de ocasiones, el toro fue a más después del primer rejón de muerte, bravo y con calidad al que le cuajó un faenón Pablo Hermoso que demostró su maestría y oficio luciendo con su cuadra en la colocación de las banderillas, llevando al astado muy cerca, piruetas y adornos haciendo gala de su repertorio, al final después de varios intentos de intentar la suerte suprema, en base a la insistencia de la mayoría del público al final el juez de plaza sacó el pañuelo verde para perdonarle la vida al de Fernando de la Mora y vuelta al ruedo a Pablo Hermoso, siendo histórico este indulto en este coso.
……………………………………

Ficha: Plaza de Toros Nuevo Progreso, Guadalajara, Jal. Toros de La Estancia y de Marrón, Pablo Hermoso de Mendoza, silencio, silencio e indulto. …………………………………..

Incidentes: Por primera vez en la plaza de toros Nuevo Progreso de Guadalajara, es indultado un toro por un rejoneador. El toro indultado por Pablo Hermoso de Mendoza que fue de regalo lleva el hierro de Fernando de la Mora, de nombre "Tapatío" con el número 167 con 515 Kg

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



AL TORO MEXICO (www.altoromexico.com). Por Felipe Aceves




      Indulto en maratónico festejo en GDL

      Maratónica fue la tarde de hoy en la "Nuevo Progreso". Pero mire usted que, a pesar de que nueve fueron los toros que vimos lidiarse hoy, y si a esto agregamos la actuación –agradable y muy aplaudida por cierto– de la escaramuza infantil "Alteñitas Pony" (menores de once años), aquello pudo haber sido soporífero. Pero no fue así.

      La entrega de los actuantes, en particular del rejoneador navarro, Pablo Hermoso de Mendoza mantuvo la concentración del público a todo lo que sucediera en el ruedo. Los ganaderos, tanto de La Estancia, como de Marrón, no la han pasado nada bien.

      Luego de haber disfrutado hace dos semanas de un buen encierro de la dehesa guanajuatense de La Estancia, y que estaría Pablo Hermoso ante dos de ellos, pues los augurios eran buenos. Pero ande usted que ese par de toros, serios, con edad y cuajo hicieron que, por las paupérrimas prestaciones que ofrecieron, De Mendoza pasara la pena negra… en serio. Y los de Marrón para los de a pie, con todo y la calidad que mostraban al principio en los tercios de muerte, se desfondaron dolorosamente.

      Por fortuna, el público percibió los serios empeños del caballero en plaza para complacer a la parroquia, y le guardó un razonable respeto. Y ávido el rejoneador por lograr un triunfo pendiente con la afición de ésta ciudad solicitó la venia del palco para obsequiar un toro. Con "Tapatío" lidiado en séptimo lugar vendría lo mejor de la tarde.

      Precioso, de pelaje perlino con el hierro de Fernando de La Mora, nos pegó un buen susto cuando al saltar al ruedo se dio a barbear las tablas –y hasta un amago de saltar al callejón– pero en cuanto sintió el rejón de castigo, las cosas cambiaron radicalmente. Como los buenos toros bravos, poco a poco se fue para arriba, hasta terminar con el hocico apretado y con embestidas de altísima calidad. El peón de confianza del caballero, se dio el gusto –que pocas veces ellos tienen– de llevar por capotazos de brega despaciosos y con los vuelos del capote por la arena hasta dejarlo en la puerta de toriles y así despedir éste gran toro.

      ¿Que el indulto era –o no– justificado? Como en todos esos episodios, la polémica aflora con singular alegría. Para mí, el toro demuestra su bravura a partir del momento en que es castigado; pero los puristas, que por acá tenemos para dar y prestar, se inconformaron. Aunque la verdad, voy que no lo hicieron por la extraordinaria faena de Hermoso de Mendoza. Mire que él fue el primero en gozar el trasteo.

      Vaya forma de torear. Los tiempos, las distancias, los quiebros, el temple, la ostentación de gran jinete. El público convocado por Pablo, que sabe de caballos jaleó la faena de principio a fin. Los tendidos hervían de palmas, y al torero a caballo se le veía feliz. Y cómo no; hace ya un buen tiempo que Guadalajara se le había negado. Incluso los tapatíos fueron muy severos más de una vez. Éste, hoy, fue el reencuentro.

      Muy antes (dispensen la expresión) de que se tirara a matar, los pañuelos ya blanqueaban los tendidos. Usía negaba la petición, e incluso le sonó un aviso. Todo estaba hecho. No había otro camino que sacar el pañuelo verde. Cumplió su tarea el juez, y al final cedió con inteligencia a los reclamos. Ya vendrían nuestros queridos puristas a inconformarse y la pifia posterior del palco. La democracia de una plaza de toros es ejemplar.

      ………………………………..

      Ficha

      Guadalajara, Jal.- Plaza "Nuevo Progreso". Última de temporada. Lleno en el numerado de sombra y un tercio en sol. Dos toros de La Estancia, para rejones, que mansearon. Cinco de Marrón, y uno de regalo para lidia ordinaria, que les faltó fondo. Uno de Fernando de la Mora y otro de Garfias, también de obsequio, a los que les fató presencia. El de Fernando de la Mora fue indultado.  Pesos: 540, 515, 545, 575, 500, 535, 515, 520 y 490 kilos. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio en su lote e indulto con división en el de regalo. ………………………….. Silencio, silencio tras aviso y silencio en el de regalo. Incidencias. El subalterno Gustavo Campos fue llamado al tercio. El toro indultado se llama "Tapatío", número 167 y 515 kilos.

 xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



      APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Redacción



      Pablo Hermoso hace historia indultando en Guadalajara

      El navarro se convierte en el primer rejoneador que logra indultar un toro en el Nuevo Progreso





      Coso del Nuevo Progreso. Quinta y última corrida de celebración del CDLXXVI aniversario de la fundación de Guadalajara. Toros de La Estancia (1º y 4º, para rejones) y de Marrón (2º, 3º, 5º y 6º). Un toro de regalo de Fernando de la Mora, para rejones, (7º), de nombre Tapatío, número 167, con 515 kilos, que fue indultado; otro de regalo, de Marrón, (8º), para lidia a pie, que lidió Valadez; y otro de regalo, de Garfias, (9º), para lidia a pie, que obsequió Jerónimo. De juego desigual en líneas generales. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, silencio, silencio y vuelta al ruedo tras indulto en el de regalo; ……………………………. Entrada: Más de media plaza. Por primera vez en el Nuevo Progreso fue indultado un toro por un rejoneador

      xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



      DIARIO DE YUCATAN (www.yucatan.com.mx). Por Redacción



      Pablo Hermoso indulta a un toro en Guadalajara



      ……………

      Pablo Hermoso de Mendoza indultó un magnífico ejemplar de Fernando de la Mora de regalo y fue el triunfador de la última corrida de la temporada de aniversario de la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara en tanto que Jerónimo Y Leo Valadez se fueron de vacío.

      Con entrada aceptable se lidiaron ocho toros, dos de La Estancia y uno regalo de Fernando de la Mora para rejones y cinco de Marrón de buena presencia, desiguales en su lidia, magnífico el séptimo de De la Mora, que fue indultado.

      Hermoso, en el primero y en el cuarto, cumplió y se silenció su labor en ambos. Con el de regaló armó la grande con una actuación que ya debía en esta plaza con indulto al toro.

      …………………………………………….

      xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



      NTR GUADALAJARA (www.ntrguadalajara.com). Por Edgar Flores



      Polémico cerrojazo

      El cerrojazo de la temporada de aniversario en la Plaza de Toros Nuevo Progreso se fue sin triunfo para los toreros de a pie, y con un polémico e inmerecido indulto a un toro de regalo de Pablo Hermoso de Mendoza que volcó a la plaza entre aprobaciones y protestas del público.

      Deslucidos toros los de las ganaderías de Marrón para los toreros de a pie, y de La Estancia, para el centauro español. Todos en su conjunto con nulas opciones para el toreo, acusando debilidad, sosería y mansedumbre, lo que obligó a los tres del cartel a echar mano del toro de regalo, alargándose así la corrida que tuvo que ser de nueve toros, en una larga jornada en la última corrida de este serial tapatío.

      …………………………………..

      Débil autoridad hace de las suyas

      Arnulfo Martínez lo volvió a hacer, y ayer dejó en claro el nivel de ineptitud que tiene como autoridad, de poca seriedad y de nulo criterio para tomar decisiones apegadas al reglamento.

      Pablo Hermoso de Mendoza lidió a su toro de regalo, un astado que ofreció buenas condiciones para el toreo a caballo del rejoneador español, pero fue soso, con el hocico abierto y además intentó brincar las tablas en más de una ocasión, prueba de la mansedumbre.

      El toro fue bueno, entre la delgada línea de un ejemplar de orejas y rabo, a uno que dista mucho del indulto. Pablo ofreció una actuación espectacular, con templadas cabalgaduras y haciendo alarde más de su espectacularidad que del rejoneo en sí, pero despertó el gusto de la afición, quienes se entregaron a su meritoria labor.

      Conforme la faena pasó, empezaron a verse pañuelos pidiendo al juez el perdón de la vida al toro, un asunto que si bien resulta polémico de por sí, tenía argumentos suficientes para ser negado.

      La ineptitud y desconocimiento de la autoridad quedó en evidencia, luego de que firme, el juez dijo que había que matar al toro, y cual plastilina moldeable, se dejó convencer por la afición y terminó regalando un indulto a un astado que debió haber muerto con dignidad, e irse desorejado.

      Hermoso de Mendoza jugó un papel esencial para el indulto, pues más que querer la vida del toro, aseguraba su triunfo ante la incapacidad que mostró en sus enemigos anteriores para matar, suerte en la que estuvo errático en los dos de la lidia ordinaria.

      El centauro se libró de tener que matar y perder las orejas en caso de fallar. Influenciando al juez, tuvo mucho que ver para el indulto inmerecido.

      ………………………….

      xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



      MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Mundotoro



      Indulta un toro en el Nuevo Progreso

      Hermoso sigue haciendo Historia



      La tarde se había puesto cuesta arriba y la afición que pobló en buen  número los tendidos de la Nuevo Progreso veía con desencanto que los  esfuerzos del centauro navarro no tenían el resultado esperado tanto  por las complicaciones del lote que enfrentó como por las fallas con  el rejón de muerte. Pablo valoró todo ello y antes de que doblase su  segundo anunció el regalo del sobrero, decisión que cambió por  completo la historia de esta tarde ya que el estellés le realizó una  obra cumbre al astado con el hierro de Fernando de la Mora que se  corrió en el séptimo lugar de este festejo que finalmente fue de nueve  toros y más de cuatro horas de duración.

      Desde que salió por chiqueros Tapatío llenó la plaza con su  presencia y llamativa pinta, berrendo en cárdeno. Tuvo una salida  fría, enterándose, pero en cuanto Pablo se hizo con su atención a  lomos de Alquimista fue una máquina de embestir y cuya bravura y  acometividad fue lucida a la perfección por la maestría del navarro.  Viendo sus condiciones el estellés optó por dejarlo con un solo rejón  de castigo, reuniéndose de frente con él, dejando entrever ya la  emotividad del burel, misma que se corroboró en una pasada realizada  con la bandera, simulando la suerte, que fue toda una pintura.

      Fue  entonces el turno de Berlin y lo que se vivió con el luso-hannoveriano  es difícil de describir, simplemente un éxtasis de toreo con caballo y  burel conjuntados y embelesados en una lucha que por momentos llegó a  ser coreografía, prodigándose los galopes de costado, con el toro  metido en la barriga de Berlin y a la mínima distancia, con la  particular interpretación de las hermosinas que hace este gran caballo  y con sus insuperables remates por los adentros, todo ante un mar de  bravura que iba a más. Fueron tres banderillas sublimes que pusieron  literalmente boca abajo a la afición, Pablo abrazó el cuello de su  caballo que fue despedido bajo una atronadora ovación y con la gente  ya de pie.

      Su lugar lo tomó Deco para realizar un toreo más frontal y  de cercanías aprovechando las embestidas incansables del de Fernando de la Mora, firmando dos palitroques que mantuvieron el nivel de la  lidia y el delirio en los tendidos. Para el final Pablo trajo a Bacano  con el que dejó primero tres cortas rítmicas y desplantes en momentos  en que la plaza se había llenado ya de pañuelos pidiendo el indulto si  bien la autoridad no parecía atender la aclamación popular, Hermoso de  Mendoza optó entonces por colocar una rosa y el toro se arrancó de  largo, con el mismo ritmo, como si no hubieran transcurrido los más de  20 minutos que llevaba su lidia, lo que provocó que la exigencia del  público se incrementara increpando al palco que se mantenía firme en  no concederlo, enseguida vino un extraordinario par de banderillas a  dos manos, con el toro metido en el estribo de Bacano y este  aguantando y toreando con la flexibilidad de su cuerpo, en un pasaje  que terminó por volver un manicomio a la Nuevo Progreso, no quedándole  más remedio a la autoridad que conceder el indulto, el primero para un  toro de rejones que se da en esta plaza, considerada por muchos la más seria y exigente de América.

      Tapatío embistió todavía con alegría a los subalternos que lo  regresaron a los corrales, donde será curado, esperando que pronto su  clase y su bravura sean un revulsivo en la dehesa que lo vio nacer.  Entretanto Pablo dio una apoteósica vuelta al ruedo, en la más clara  muestra de haber reconquistado a esta afición que por años y diversas  circunstancias se le había resistido.

      …………………………………. una tarde que caía empicado hasta que el centauro de Estella regalara al sobrero como una forma de compensar la  ilusión del público que al conjuro de su nombre mayoritariamente hizo  una excelente entrada en el coso de la Calzada Independencia.

      xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



      LA AFICION. Por Alfredo Cruz Ornelas



      Tarde histórica de Pablo Hermoso

      El español indulta un toro en el cerrojazo del serial taurino.



      Los tres alternantes señalaron que regalarían un toro, no quería que la afición, que esperaba más del festejo con el que cerraba el serial de aniversario de la plaza Nuevo Progreso, se fuera cabizbaja. Y lo que resultaba una tarde gris, Pablo Hermoso de Mendoza, le dio luz y brillo, al indultar, a Tapatío de Fernando de la Mora.

      Desde que saltó al ruedo el primer toro de regalo, procedente de la ganadería de Fernando de la Mora, que tuvo un peso de 505 y correspondió al rejoneador navarro, llamó la atención por su emotiva salida y su pelaje en sabanero. Con él, Pablo Hermoso, realizó todo lo que no pudo en los dos de su lidia ordinaria. Rejones de castigo en todo lo alto, banderillas largas y cortas en terrenos comprometidos, pero sobre todo, siempre llevando a su colaborador prendido en la grupa y por ambos lados, girando en la cara del toro y aderezando con la suerte conocida como la trincherilla de Pablo. Fue una soberbia actuación del caballero en plaza como tenía años que no se veía en Guadalajara. El público se le entregó. Y el juez contagiado por el ambiente le concedió el indulto al toro.

      Tapatío, fue de menos a más demostrando clase y codicia durante la lidia, sin embargo, en un inicio barbeó las tablas e incluso intentó brincar al callejón. De ahí la diferencia de opiniones.

      Pablo, en los dos toros de su lidia ordinaria tuvo una actuación discreta fallando con el rejón de muerte. Escuchó en ambos muestras de desagrado de sus fieles seguidores.

      …………………….

Sidebar