ENTREGA Y BUEN TOREO, PERO …..

Resumen

El caballista oriundo de Estella protagonizó en Morelia una buena y meritoria tarde de toreo ecuestre pero con el rejón de muerte no sucedió igual.

Fecha

14 de Abril de 2018

Lugar

Ganadería

  De la Mora

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y division)
Sebastián Castella (silencio tras aviso e indulto)
Joselito Adame (oreja y oreja)
Luís David Adame (dos orejas tras aviso y silencio tras aviso).

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de De la Mora, número 83, de nombre Río de Miel, 535 Kg: De salida AGORA II (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (3 banderillas) y DONATELLI (2 banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas y dos rejones de muerte tras cinco pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de De la Mora, número 145, de nombre Dragón, 502 Kg: De salida ALQUIMISTA (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio JABUGO (tres cortas, una rosa y un rejón de muerte tras tres pinchazos).

Otros caballos desplazados

DECO y BRINDIS

Entrada

 DOS TERCIOS


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

Plaza de primera categoría, inaugurada el 2 de marzo de 1952 con 6 toros de La Punta para Carlos Arruza, Rafael Rodríguez y Julio Aparicio.

El coso se encuentra muy cerca del centro histórico de la ciudad y es de propiedad privada, construida en concreto armado, con un aforo estimado de 15000 personas.

Fuente: moreliainvita.com

Debemos recordar que la bella y colonial ciudad de Morelia cuenta con dos plazas de toros, la tradicional monumental y otra más moderna y funcional, “El Palacio del Arte”. Siendo precisamente en este escenario donde se produjo el debut de Pablo Hermoso de Mendoza ante la entusiasta afición moreliana, el día 29 de Enero del año 2000, en una corrida de rejones donde alternó con los mexicanos Gerardo Trueba, Antonino López y Lorenzo Cué, en la lidia de astados de Real de Valladolid. Aunque originalmente estaba previsto que cada rejoneador lidiaría un toro de forma individual y los dos restantes serían bajo la formula de colleras, a final de cuentas debido a un percance sufrido por Gerardo Trueba, Hermoso de Mendoza se encargó de lidiar dos toros; a su primero le cortó una oreja, y a su circunstancial segundo le armó un verdadero lío para terminar tumbándole las dos orejas y el rabo.

La segunda actuación del navarro en Morelia, el 2 de noviembre de 2000, tuvo lugar en la Monumental, con un lleno hasta la bandera, y junto a los matadores Mauricio Portillo y Jerónimo, lidiando toros de Javier Garfias, escuchando palmas en su primero y cortando las dos orejas a su segundo, pese a pincharlo, en la que se recuerda como una de las mejores faenas del rejoneador navarro en tierras mexicanas y en la que montó a LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, CHICUELO, DANUBIO y BORBA.

La siguiente actuación de Hermoso de Mendoza en la antigua Valladolid se dio el día 17 de febrero de 2001, ahora en el palacio del Arte, donde Hermoso alternó otra vez con el diestro mexicano Mauricio Portillo, cerrando la tercia el novel matador Cirilo Bernal. El resultado para el navarro fue nuevamente de excepción: tres orejas y un rabo.

El jinete español regresó a la Monumental nuevamente un 2 de noviembre, ahora de 2001, teniendo a Jorge Gutiérrez y Paco González como compañeros lidiando un toro de El Junco y otro de Mariano Ramírez, que dieron un pésimo juego, por lo que Pablo regaló un sobrero, también de El Junco, al que pudo cortarle las orejas, antes había obtenido una oreja en su primero y escuchó palmas en el segundo, utilizando en los tres toros los siguientes caballos: LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI.

Pablo regresaría a Morelia el 16 de febrero de 2002, al palacio del Arte, alternando ahora con los diestros Leopoldo Casasola e Israel Tellez y lidiando astados de Luis Felipe Ordaz. Hermoso de Mendoza tuvo otra tarde para el recuerdo, llevándose cuatro orejas y perdiendo el rabo por un leve defecto de colocación en el rejón de muerte de su segundo astado al que había bordado con LABRIT, CHICUELO, VITI y MARIACHI; también tuvieron participación RONCAL, FUSILERO y DANUBIO.

En ese mismo año, 2002, el coloso español tomaría de nuevo parte en el festejo del 2 de noviembre en la Monumental moreliana, con otro lleno hasta la bandera, haciendo el paseíllo al lado de los matadores aztecas Mauricio Portillo y Fernando Ochoa en la lidia de astados de Luis Felipe Ordaz. Antes de la corrida cayó una pertinaz lluvia que dejó el ruedo en malas condiciones por lo que Pablo debió batallar para poder remontar una noche que se ponía cuesta arriba. Pero a final de cuentas se impuso la raza del navarro que abrió la Puerta Grande al llevarse las dos orejas de su segundo, en un festejo donde tuvieron llamado EBANO, CAMPO GRANDE, MARIACHI, LABRIT, CHICUELO y MAZZANTINI.

La siguiente actuación del estellés en suelo moreliano se llevó a cabo en el Palacio del Arte, el 8 de febrero de 2003 , de nuevo ante bureles de Luis Felipe Ordaz y un cartel completado por el niño torero Juanito Chávez y los diestros Jerónimo e Israel Téllez. Esa tarde el centauro español obtuvo la más copiosa cosecha de trofeos que ha logrado en este ruedo: cuatro orejas y un rabo merced a dos buenas faenas en donde contó con la colaboración de COYOTE, NATIVO, DANUBIO, CERVANTES, CHACAL, FUSILERO y GAYARRE, logrando así continuar con su marca perfecta de salidas a hombros de esta plaza, cuatro de cuatro.

Para la fecha del 2 de noviembre de 2003, Pablo estaba de nuevo anunciado en el festejo nocturno de la Monumental moreliana, pero el percance sufrido días antes en Juriquilla le impidió al navarro cumplir con este compromiso. La estima que el estellés guarda por esta tierra le llevo a decidir que sería en Morelia donde reaparecería una vez superada la lesión y así aconteció doce días después, el 14 de noviembre, en un festejo donde el diestro local Jacobo Gálvez tomó la alternativa de manos de Mauricio Portillo teniendo como testigo al jinete español y ante toros de Luis Felipe Ordaz. El centauro navarro se sobrepuso a las limitaciones físicas y absolutamente entregado logró desorejar a su segundo para mantener su marca perfecta de Puertas Grandes en los dos cosos de la capital michoacana.

Y para el 2004 el torero a caballo de Estella regresó al tradicional festejo del 2 de noviembre, actuando al lado de los diestros Jorge Gutiérrez y Omar Villaseñor, en la lidia de astados de Luis Felipe Ordaz. El coloso español brindó una noche memorable, pletórica en emociones, volcando su inigualable arte taurino para estructurar dos grandes obras, esta vez coronadas perfectamente por sendos rejonazos que cerraron brillantemente un nuevo capítulo escrito por el de Estella en suelo michoacano. Dos orejas en su primero y las dos y el rabo de su segundo fue la importante cosecha que obtuvo el navarro, dando una sinfonía de toreo a caballo con los siguientes tenores: SAMURAI, CHENEL, FUSILERO, CERVANTES, SULTAN, CURRO y CHICUELO.

Tras una ausencia de 2 años, Pablo regresó a la Monumental purépecha en la fecha señalada del 2 de noviembre de 2007, de nuevo en el tradicional festejo nocturno actuando al lado de Fernando Ochoa y Pepe López, que tomó la alternativa, lidiándose astados de El Junco, Montecristo y Refugio Peña. El navarro fue aplaudido en su primero, mientras que su segundo se echó a mitad de la lidia y no hubo poder humano que lo levantara, así que el caballero en plaza decidió regalar al sobrero para complacer al público que hizo un llenazo en el coso moreliano. Así con el que cerró plaza Pablo brindó una entregada actuación que le valió el corte de dos orejas y la salida en hombros de la plaza. ESTELLA, CHENEL, MERLIN, ORO VIEJO, CURRO, SILVETI Y FUSILERO llevaron la responsabilidad de la noche.

Tendrían que transcurrir más de dos años para que el torero a caballo de Estella regresase a Morelia, lo cual tuvo lugar el 6 de febrero de 2010, ahora en el Palacio del Arte, acartelado junto a Fernando Ochoa e Israel Téllez para lidiar astados de Fernando de la Mora para el jinete y de El Junco para los de a pie. Ante un coso lleno a tope Pablo realizó dos faenas magistrales que le depararon una oreja cada una para salir de nuevo en hombros del escenario moreliano, si bien la cosecha de trofeos fue muy poca ante lo visto en el ruedo, solo que el rejón de muerte no colaboró para el triunfo. CAVIAR, CHENEL, ESPARTANO, SECRETO, ESTELLA, EJEA, ICARO y PIRATA tuvieron llamado a escena en el Palacio del Arte.

Para el año siguiente, el 12 de febrero de 2011, Hermoso de Mendoza volvió a la capital de Michoacaán para actuar ahora en su coso Monumental, acratelado al lado de Fernando Ochoa y Alejandro Corona, que tomó la alternativa, lidiándose astados de Fernando de la Mora para Pablo, y de Pilar Labastida para sus alternantes. El centauro de Estella esta vez no pudo tocar pelo, encontrándose con dos astados difíciles que no quisieron hacer fiesta, sumándose a ello el fallo con el rejón de muerte en su segundo. Aún así la afición moreliana reconoció su esfuerzo, así como el de la cuadra que utilizó conformada por CURRO, CHENEL, ICARO, PIRATA, SARAMAGO, MANOLETE y PATA NEGRA.

Para el año siguiente, el 18 de febrero de 2012, la cita fue de nuevo en la Monumental moreliana que celebrarba su 60 aniversario, alternando en esta oportunidad con Fernando Ochoa y Juan Chávez, en la lidia de astado de Fernando de la Mora para el montado y de El Junco para los de a pie. El navarro inició a tambor batiente y aseguró con su primero la puerta grande al mandarlo sin orejas al rastro, perdiendo cuando menos un trofeo más con su segundo al fallar con el rejón de muerte. VILLA, CHENEL. ICARO, PIRATA, GARIBALDI, MANOLETE y DALI fueron los caballos que en esa ocasión empleó el rejoneador de Estella.

Tendrían que transcurrir tres años para que el estellés regresase a la capital michoacana, siendo de nuevo la Monumental el escenario que lo recibió el 1 de mayo de 2015, alternando con Juan Pablo Sánchez y Antonio Lomelín, en la lidia de astados de Fernando de la Mora para rejones y de Pozo Hondo para la lidia ordinaria. El jinete estellés ofreció una completa actuación y sumó una oreja más a su estadística, misma que obtuvo de su primero, perdiendo trofeos en su segundo al fallar con el rejón de muerte, escuchando palmas por su labor. SANCHO, DUENDE, BELUGA, ICARITO, CHURUMAY, JANUCA y DALI fueron los caballos que tomaron parte en esta corrida.

Para el 2016 Pablo visitó de nuevo Morelia, tocando ahora el turno al Palacio del Arte, el 23 de Abril; alternando con Diego Silveti y Andrés Roca Rey, en la lidia de astados de Fernando de la Mora para rejones y de Pablo Moreno y Campo Hermoso para los de a pie. En esta ocasión el navarro vivió una tarde de fuertes contrastes ya que en su primero el público se puso a la contra por la pobre arboladura del ejemplar, mientras que a su segundo le realizó una estupenda y emotiva faena que lamentablemente no pudo rubricar con el rejón de muerte, yendose esa tarde sin poder tocar pelo. ZELADOR, JANUCA, DONATELLI, BARRABAS, AGORA y DUENDE fueron las monturas empleadas en este festejo por el centauro navarro.


Para el 2017 la cita fue de nueva cuenta en el Palacio del Arte, el 27 de noviembre, fecha que marcó el debut de Guillermo Hermoso de Mendoza en este coso, haciendo el paseíllo al lado de su padre y de Jorge Hernández Gárate y Santiago Zendejas, lidiándose astados de Marrón, Los Encinos y Campo Hermoso. La corrida resultó una fiesta de toreo a caballo en la que sobresalió Pablo obteniendo una oreja de su primero y los máximos trofeos de su segundo al que le realizó una sensacional lidia que puso de cabeza el escenario moreliano, saliendo finalmente en hombros al lado de su hijo que obtuvo dos orejas del único novillo que lidió. Esa tarde vieron acción bajo la rienda del genio estellés los sigueintes córceles: ALQUIMISTA, BERLIN, JANUCA, JABUGO, BARRABAS, BRINDIS, DALI y NEVADO.

Imágenes relacionadas

Ambientazo en la Monumental de Morelia para ver el cartel internacional de matadores de tres países: Francia, España y México. Una tarde, muy larga, en la que el rejoneador navarro estuvo muy desatinado con el rejón de muerte, a pesar de haber cuajado una buena actuación en el que abrió plaza y otra más que meritoria en el quinto, un toro muy complicado y ante el que expuso valor y entrega. Ambas faenas las cerró de forma muy poco certera con el rejón de muerte.

En su primero, un toro con muchos kilos, pero que se movió mucho, lució en banderillas con dos buenas labores de BERLIN y DONATELLI, destacando sobremanera el primero.

Pinchó al matar en varias ocasiones e incluso resultó dolorido del bíceps de tanto intentarlo.

En su segundo, un astado reservón y cazador, que siempre esperó a los caballos en suS terrenos, inmóvil y cuando sentía que podía hacer daño, ahí que embestía.

Ante semejante materia primera, DISPATATE, DALI y JABUGO, pusieron valor y riesgo, arrancando buenos momentos, pero haciendo todo ellos.

 

Sidebar


Galería fotográfica