• kenburns1

    UN CONCEPTO DOS GENERACIONES

Resumen

La afición donostiarra disfrutó con la mejor versión de Pablo, que logró cuajar un faenón, al igual que su hijo Guillermo; saliendo ambos en hombros con dos orejas.

Fecha

11 de Agosto de 2018

Lugar

Plaza de toros de Illumbe, San Sebastián, Guipuzcoa, España

Ganadería

  El Capea     Carmen Lorenzo  

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (ovación, dos orejas y ovación)
Guillermo Hermoso de Mendoza (ovación, dos orejas y palmas)

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 37, 515 Kg, de nombre Botinero: De salida ALQUIMISTA (2 rejón de castigo); en banderillas EXTRAÑO (2 banderillas) y PRINCIPE (2 banderillas); y para el último tercio ALBINO (dos cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de El Capea, número 29, 525 Kg, de nombre Culebrito: De salida MANIZALES (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas y un rejón de muerte).

Tercer toro de la Ganadería de El Capea, número 2, 580 Kg, de nombre Piesdeplata: De salida ALQUIMISTA (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y JANUCA (2 banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas y un rejón de muerte, dos pinchazos y un descabello).

Primer novillo de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 17, 470 Kg, de nombre Montecillo: De salida BARRABAS (2 rejones de castigo); en banderillas BRINDIS (2 banderillas) y AGORA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos rosas, un par a dos manos y dos rejones de muerte y dos descabellos).

Segundo novillo de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 16, 480 Kg, de nombre Limeño: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

Tercer novillo de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 8, 485 Kg, de nombre Capuchino: De salida BARRABAS (2 rejones de castigo); en banderillas EXTRAÑO (2 banderillas), DISPARATE (2 banderillas) y JABUGO (3 cortas); y para el último tercio PIRATA (un rejón de muerte).

Otros caballos desplazados

GAIATO

Entrada

 DOS TERCIOS


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

La antigua plaza de San Sebastián, conocida como el Chofre, se inauguró el  9 de agosto de 1903 con toros de la ganadería de Ibarra, ocho toros para los diestros Mazzantini, Bomba, Montes, que sustituyó a ultima hora a Reverte y Lagartijo y dotó a San Sebastian de una de las ferias más consolidadas del calendario taurino hispano. El último festejo en ese coso se celebró el 2 de septiembre de 1973 lidiandose reses de Carlos Nuñez siendo los matadores El Charro, Aparicio, El Litri y Antonio Ordoñez.

Veinticinco años después, el 11 de agosto de 1998, concretamente se inauguraba la nueva plaza de Illumbe. El cartel lo formaron José María Manzanares, Enrique Ponce y Rivera Ordoñez, que lidiaron reses de Torrealta.

Moderna, cómoda, funcional y cubierta con una estructura que deja el ruedo al descubierto en 12 minutos, rodeada de un centro de ocio donde se encuentra 9 salas de cine varios establecimientos de hostelería una bolera y varias salas de recreo. 

Este sistema de alta tecnología, bautizado como «Párpado», combina las técnicas de las estructuras espaciales y móviles y es capaz de cerrar o descubrir totalmente el coso taurino donostierra en apenas diez minutos, lo que posibilita la celebración de la fiesta taurina en los casos en que la climatología los hace actualmente imposibles.

La cubierta fue inaugurada unos meses mas tarde de su inauguración oficial, el 30 de abril de 1999, con un festival a beneficio de los damnificados por el huracán Mitch. Eran reses de Juan Manuel Criado, que lidiaron Paco Ojeda, Cesar Rincón, Enrique Ponce, El Cordobés, José Tomas, Miguel Abellan y el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

Gracias a la incorporación de esta cubierta retráctil y traslúcida, el recinto, en tan sólo 12 minutos queda totalmente cerrado. En diez minutos vuelve a quedar al aire libre. La cubierta tiene una dimensión de 8.000 metros cuadrados, y de ellos 2.500 metros cuadrados pertenecen a los dos elementos móviles, de 60 toneladas cada uno, suficientes para cubrir o descubrir una superficie que en este caso es de 50x52 metros, que supera las dimensiones del ruedo. Así, estos dos elementos móviles son los encargados de cerrar todo este espacio, bien en caso de necesidad imprevista, o bien por la definición del propio acto a celebrar.

Dicho espacio deja el cielo totalmente despejado con la cubierta en su máxima apertura. Esta característica es esencial a la hora de cubrir un coso, puesto que a veces, los profesionales del mundo de los toros y aficionados han mostrado su rechazo a otras soluciones incapaces de despejar totalmente la zona del toreo.

Además, según fuentes de la empresa encargada de la realización de estas cubiertas retráctiles, LANIK, «"Párpado" no sólo es aplicable a plazas de toros de nueva construcción, sino también a las ya existentes, convirtiéndose de esta forma en una alternativa vanguardista capaz de rentabilizar al máximo un buen número de espacios, como son las plazas de toros, que muchas veces se utilizan apenas unos días al año». De este modo, su conversión en un recinto polivalente hace que sea capaz de albergar todo tipo de espectáculos culturales o deportivos, así como otros actos que necesiten un aforo muy amplio.

En España, se han realizado en los últimos años unas primeras experiencias de cubiertas de plazas de toros, como las llevadas a cabo en Leganés, Zaragoza o Logroño. La primera, de dimensiones ligeramente inferiores a la ideada por LANIK para San Sebastián, cuenta con un sistema de apertura diferente que solamente descubre la mitad del ruedo. En cambio, la de Zaragoza está construida a base de lonas tensadas. En la actualidad, el nuevo coso taurino madrileño de Vista Alegre está dotado de una cubierta con una parte central practicable, lo que permite una importante aireación del recinto, pero no deja el ruedo al descubierto.

Su aforo es de diez mil personas, todas ellas sentadas en cómodas sillas de plástico de color azul.

 

Fuente:  Alfonso Santiago (6TOROS6)

En el año 1998 se inauguraba la Plaza de Toros de Illumbe, todavía sin cubierta, y al día siguiente, el 12 de agosto, Hermoso de Mendoza debutaba en su arena, todavía suelta, prologando un cartel con los matadores Miguel Báez "Litri", Manuel Díaz "El Cordobés" y Miguel Abellán. Montando a LABRIT, GALLO y CHICUELO consiguió dar la vuelta al ruedo tras finiquitar a un toro del Puerto de San Lorenzo. 

El 30 de abril de 1999 con motivo de la inauguración de la cubierta se celebró un festival benéfico a favor de los damnificados por el terremoto que asoló Colombia y en el que actuaron, Pablo Hermoso de Mendoza, Paco Ojeda, César Rincón, Enrique Ponce, Manuel Díaz "El Cordobés", José Tomás y Miguel Abellán. Pablo abrió la tarde con un toro de Juan Manuel Criado y montando a LABRIT, CAGANCHO y ALDEBARAN, dando de nuevo la vuelta al ruedo al finalizar su lidia. El festival fue un éxito, vendiéndose todo el papel y consiguiendo una buena cantidad de dinero para Colombia.

Ese año, ya en semana grande, se dio la primera corrida de rejones del Coso de Illumbe y fue el 8 de agosto de 1999, con un cartel compuesto por Leonardo Hernández, Pablo Hermoso de Mendoza y Paco Ojeda, con toros de Joao Moura. Pablo obtuvo una oreja de cada uno de sus toros, pero no pudo salir a hombros por que la reglamentación del País Vasco exige dos orejas en un solo toro para poder hacerlo.LABRIT, CAGANCHO, FUSILERO, MAZANTINI, CHABELA y CHICUELO fueron sus compañeros esa tarde en la que resultó corneado CAGANCHO con un puntazo de diez centímetros del que fue operado en la misma plaza.

Nuevamente se quedó Pablo con la miel en los labios el 13 de agosto de 2000, cuando repitió número de trofeos, pero tampoco pudo abrir la Puerta Grande. Esta tarde los compañeros fueron Joao Moura y Martín González Porras y lidiaron toros de Carmen Lorenzo. Los caballos que torearon fueron LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN y BORBA.

Sí que conseguiría, abrir la puerta grande el 12 de agosto de 2001, en dos faenas memorables, en las que incluso se pidió con fuerza el rabo en ambas, a dos toros de Pedro y Verónica Gutiérrez, que dieron un sensacional juego. Pablo bordó el toreo a caballo sobre TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI y obtuvo cuatro orejas, teniendo como compañeros de terna a Joao Moura y un Javier Buendía, en su última temporada en activo.

Tal fue el bombazo protagonizado por Pablo el día 12, que los empresarios decidieron que sustituiría el día 14, nada más y nada menos que al lesionado José Tomás, y de nuevo, con un solo toro, en este caso de Murube, volvió a triunfar, volvió a obtener dos orejas, y volvió a abandonar Illumbe a lomos de los costaleros, en esta ocasión con la colaboración de LABRIT, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI y siendo testigos del triunfo Juan Antonio Ruiz "Espartaco", José Antonio "Morante de la Puebla" y Rafael de Julia. Este triunfo le hizo acreedor al Premio más importante de los que se conceden en San Sebastián y uno de los más importantes del calendario taurino mundial: LA CONCHA DE ORO que por primera vez en su historia, iba a las vitrinas de un torero a caballo.

El 14 de agosto de 2002, de nuevo integraba un cartel mixto junto a Enrique Ponce y Antonio Barrera. Pero los percances sufridos por ambos matadores, dejaron sólo en el cartel al navarro y como sustitutos Manuel Caballero y César Jiménez, lo cual no se notó en la taquilla, porque se colocó el cartel de "no hay billetes". Una oreja volvió a cortar Pablo en el primero de la tarde, siendo ovacionado en el cuarto, ambos de Carmen Lorenzo y montando esa tarde a LABRIT, RONCAL, FUSILERO, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN y MARIACHI.

Los buenos resultados en taquilla de las corridas mixtas de los años anteriores, hicieron que la Casa Chopera siguiera confiando en el tandem Pablo Hermoso de Mendoza-Enrique Ponce, quienes se volvían a anunciar, en esta ocasión con Fernando Robleño. Pablo lidió dos toros de Los Espartales, de los que obtuvo dos orejas, una de cada toro, lo que tampoco le facilitó la Puerta Grande. Esto ocurría el 15 de agosto de 2003 y montaba a MISTRAL, MONTERREY, LABRIT, CHICUELO, DANUBIO, GAYARRE y CERVANTES.

También en 2004, Pablo y Ponce debería haber actuado en dos ocasiones y en ambas juntos, en el coso donostiarra. Si esto no se produjo fue porque una cogida impidió al valenciano actuar en el festejo del 12 de agosto, donde lo sustituyó el recientemente doctorado por esas fechas, Eduardo Gallo. Completó el cartel Juan Serrano “Finito de Córdoba”, lidiándose toros para pie de Javier Pérez Tabernero y para Pablo toros de Carmen Lorenzo. La Feria trascurría por los derroteros del desencanto entre los aficionados por el escaso juego de los toros y ese día en cuanto a la ganadería de Pérez Tabernero no fue una excepción. Menos mal para aficionados y sobre todo empresa que Pablo actúo de “apagafuegos” (calificativo puesto por la prensa local) y con dos grandes faenas apaciguó los ánimos. Obtuvo una oreja en su primer toro, pero donde remataría una faena redonda fue en el cuarto de la tarde, donde el rejón de muerte jugó una mala pasada al estellés que se tuvo que conformar con la unánime ovación del público, que pese a la baja de Ponce, había colocado el “No hay billetes” en taquilla. En el primer toro actuaron FUSILERO, CHENEL y FÓSFORO y en el cuarto CURRO, CAMPOGRANDE, CHICUELO y FÓSFORO de nuevo. Si que Enrique Ponce pudo actuar en el cartel anterior, con motivo de la Feria de Novilladas Memorial Manuel Chopera, celebrado el 18 de abril y en esta ocasión acompañados por el joven César Jiménez. Pablo fue silenciado en el que abrió la tarde a pesar de tener una excelente actuación, sobre todo a lomos de CHENEL y paradójicamente obtuvo una oreja de su segundo, en una labor menor, pero que sí remató con el rejón de muerte. Además de CHENEL, actuaron CURRO, LABRIT, FUSILERO y FÓSFORO.

Y en la temporada 2005, Pablo ya actuó en tres ocasiones en Illumbe. La primera el 10 de abril lidiaba dos toros de Carmen Lorenzo ante los que el navarro no tuvo suerte. Ovación y silencio obtuvieron tanto él, como CURRO, SAMURAI, FUSILERO, CHENEL, MONTERREY, CHICUELO, TOSCANO y CHAPULIN. Los otros dos compañeros de cartel, Francisco Rivera Ordóñez y Eduardo Gallo, lidiaron toros de Antonio Bañuelos.

Tuvo más suerte en su segunda actuación, dentro de la Semana Grande, el día 17 de agosto, cuando ante dos toros de Los Espartales bordó una de las faenas cumbres de la temporada. Fue en el primer toro de la tarde y con CURRO, CHENEL y FÓSFORO formó un auténtico lío, jaleado desde el tendido y desde el propio callejón por el propio Antonio Chenel “Antoñete” se seguía entusiasmado las evoluciones de su tocayo. Obtuvo una oreja, pero se pidieron con mucha fuerza las dos. El presidente entendió que Pablo había descordado al toro, porque lo cierto es que cayó fulminado. Luego en el propio desolladero, los veterinarios informaron al presidente que el rejón había partido el corazón del astado y por lo tanto no había habido descordamiento. Tras la corrida, la presidencia, llamó personalmente a Pablo para pedirle disculpas por haberle “cerrado” la puerta grande. En el otro toro, también obtendría una oreja ahora montando a EXCALIBUR, LABRIT, MONTERREY y FÓSFORO. Fue una tarde en la que se obtuvo la mejor entrada de la feria y en la que se lidiaron además cuatro toros de Marqués de Domecq por los matadores Miguel Abellán y Sebastián Castella.

La tercera comparecencia del navarro ante el exigente conclave donastiarra tuvo lugar 25 días después; el 11 de septiembre, en un festejo programado como parte de las celebraciones del tradicional día de regatas, tomando parte en un cartel mixto al lado de los novilleros Julio Benitez y Cayetano, para lidiar bureles de Carmen Lorenzo en el caso del jinete, y de Torrealta para los novilleros. En esta tarde lluviosa Pablo no pudo tocar pelo, siendo ovacionado en su primero, recibiendo un respetuoso silencio en su segundo. ZAPATA, LABRIT, FUSILERO, FOSFORO, CURRO y CHENEL tuvieron trabajo en esa tarde.

Para el 2006, Pablo apareció el día 17 de agosto, nuevamente dentro de la Semana Grande, en un cartel mixto donde alternó con Sebastián Castella y Cayetano en la lidia de astados de Murube para el montado y de Zalduendo para las infanterias. Una vez más Pablo no pudo tocar pelo, en gran parte debido a la mala suerte con el rejón de muerte. Además el caballista estellés y CHENEL sufrieron un gran susto cuando el castaño resbaló y quedó a merced del toro, afortunadamente sin consecuencias. El resultado para el jinete fue de ovación y ovación, habiendo utilizado en esta tarde a: CURRO, CHENEL, NAPOLEON, SARMATA, RONDEÑO, FUSILERO y SARMATA.

Llegamos así a la Semana Grande de 2007, donde Pablo actuó en dos ocasiones, con un solo día de por medio entre ellas. La primera tuvo lugar el 15 de agosto, alternando con Julián López "El Juli" y Eduardo Gallo en la lidia de astados de Bohórquez para rejones y de Daniel Ruiz para los de apie. El navarro cumplió con una actuación destacada obteniendo una oreja de su primero y siendo fuertemente ovacionado en su segundo. ESTELLA, SILVETI, MERLIN, ORO VIEJO, LAGARTIJO, CHENE, FUSILERO y SARMATA tuvieron llamado a escena durante esta tarde.

Para el día 17, volvía a aparecer por la puerta de cuadrillas, para hacer ahora el paseíllo al lado de Sebastián Castella y Eduardo Gallo, siendo ahora el ganado de Los Espartales y de José Luis Marca. El público donostiarra gozó con otra buena tarde del estellés pero ese aparente gafe que tiene con el rejón de muerte en este coso le hizo perder cuando menos dos trofeos. CURRO, CHENEL, ORO VIEJO, LAGARTIJO, FUSILERO y SARMATA tuvieron ahora la responsabilidad de la tarde.

En el 2008 de nuevo dos comparecencias, en la primera de ellas el día 11 de agosto, ante dos bureles de Bohórquez, de muy distintas condiciones, Pablo Hermoso de Mendoza firmó una destacada y completa actuación que le deparó la obtención de una oreja. El navarro alternó en esta ocasión con Julio Aparicio y Manuel de Jesús "El Cid", quienes enfrentaron astados de Valdefresno.

En su segunda tarde, cuatro días después; Pablo cumplió con otra destacada actuación en Illumbe, pero de nuevo ese extraño maleficio imperó para que el estellés perdiese los trofeos al no encontrarle oportunamente la muerte a sus toros. En esta oportunidad Hermoso de Mendoza estuvo acompañado por Eduardo Gallo y Daniel Luque, enfrentando astados de José Miguel Arroyo para las infanterías y de Herederos de Angel Sánchez para el jinete en plaza que en esa tarde empleó a CURRO, CHENEL, PIRATA, ESTELLA, SILVETI, FUSILERO y PIRATA.

Al año siguiente repite la fórmula de las dos actuaciones, la primera de ellas el 9 de agosto, Hermoso de Mendoza volvió a pisar la arena donostiarra para darle la alternativa a Joao Telles, en presencia de Diego Ventura, con astados de Angel Sánchez. Pablo protagonizó otra tarde genial al realizar una excepcional faena a su primero, al que le bordó el toreo para terminar cortándoles las dos orejas, a las que sed sumó una más de su segundo. DALI, CHENEL, ESPARTANO, PIRATA, ESTELLA, CAVIAR y SILVETI maravillaron con sus evoluciones al público que hizo una gran entrada en Illumbe.

Solo dos días después Pablo pisó de nuevo la arena donostiarra, por la vía de la sustitución de Morante de la Puebla, acartelado en un particular mano a mano mixto con Sebastián Castella, lidiándose astados de Angel Sánchez para el navarro y de Gracigrande para el diestro francés. El navarro brindó una esforzada actuación que le dejó como premio una oreja de su segundo, bastante rácana para lo visto en el ruedo, mientras que en su primero no pudo tocar pelo al pinchar en dos ocasiones. DALI, CHENEL, ESPARTANO, PIRATA, ESTELLA, SILVETI y CAVIAR conformaron la plantilla equina utilizada esa tarde por el genio estellés.

Para el 2010 en una sola ocasión Pablo actuó en Illumbem el 14 de agosto, haciendo el paseíllo al lado de Luis Rouxinol y Leonardo Hernández, el la lidia de astados de los Herederos de Angel Sánchez. En esta oportunidad el genio estellés volvió a salir en hombros del escenario dosnostiarra al desorejar a su primero, siendo ovacionado en su segundo al fallar a la hora de finiquitar la faena. CURRO, CHENEL, MACHADO, PIRATA, ESTELLA, CAVIAR e ICARO tuvieron un protagonismo esa tarde en la arena de San Sebastián.

De igual forma, en el 2011 fue una sola actuación la que Hermoso de Mendoza tuvo en el moderno escenario donosti. El 16 de agosto de 2011, formando parte de un festejo mixto al lado de Antonio Barrera y Alejandro Talavante, en la lidia de bureles de Angél Sánchez para el montado y de El Ventorrillo para las infanterias. Para Pablo fue una tarde de luz y sombra, luminosa por la gran calidad de las dos excelentes faenas que realizó, y oscura por cuanto al manejo del rejón de muerte. Ovación y silencio fue su balance en el que contó con la colaboración de MACHADO, MANOLETE, ICARO, PIRATA, CURRO, CHENEL, DALI y TIZIANO.

En el 2012 la cita fue el 12 de agosto, alternando con Sebastián Castella y Saúl Jiménez Fortes. lidiándose astados de Hnos. Sampedro para rejones y de Alcurrucén para las infanterias. La afición donostiarra nuevamente volvió a disfrutar del toreo de Pablo y de su calidad en la cara de los toros y que por quinta vez en su carrera lo vio abandonar el coso vasco por su puerta grande al sumar dos orejas en su segundo, siendo ovacionado en el que abrió plaza. VILLA, CHENEL, ICARO, PIRATA, ESTELLA, MANOLETE y VIRIATO pisaron esa tarde la arena de Illumbe.

Durante las temporadas 2013 y 2014 Illumbe no tuvo serial taurino por la prohibición que dejó de tener efectos para el 2015 y así Pablo pudo volver a actuar en el coso donostiarra el 14 de agosto, alternando con Los diestros Julián López "El Juli" y Miguel Angel Perera, lidiándose astados de Fermín Bohórquez para rejones y de Garcigrande para la lidia ordinaria. Ante la mejor entrada de la Feria Hermoso de Mendoza nuevamente puntúo sumando a su esportón una muy meritoria oreja de su segundo toro, siendo silenciada su labor ante el que abrió plaza. Para este compromiso Pablo requirió a: NAPOLEON, BERLIN, BELUGA, PIRATA, CHURUMAY y DISPARATE.

En el 2016, el 14 de agosto, se programó en Illumbe el acontecimiento taurino del año con la presencia de Pablo alternando ahora con José Tomás y Julián López "El Juli", em la lidia de astados de Fermín Bohórquez para rejones y de Garcigrande para la lidia ordinaria. Ante un lleno absoluto y con la presencia de S. M. el Rey Juan Carlos I; Hermoso de Mendoza brindó otra lección de toreo, sin mucha materia prima de por medio, pero entre el rejón y el palco se llevaron la tarde para el navarro que tuvo silencio y ovación como balace de su tarde. NAPOLEON, BERLIN, BELUGA, PIRATA, ALQUIMISTA, DISPARATE y DONATELLI hicieron su aporte de calidad y de esfuerzo.

En el 2017 nueva cita en la semana grande donostiarra, alternando con Enrique Ponce y Cayetano, en la lidia de astados de los Herederos de Angel Sánchez para rejones y de José Vázquez para la lidia ordinaria. En esta ocasión Pablo Hermoso de Mendoza dejó en el ruedo de Illumbe una magistral y emotiva faena al segundo de su lote, perdiendo por el rejón de muerte una más que merecida puerta grande, teniendo silencio y ovación como saldo final. BARRABAS, BERLIN, JANUCA, BACANO, ALQUIMISTA, DISPARATE, DONATELLI y NEVADO conformaron la cuadra titular para esa tarde.

Imágenes relacionadas

Illumbe suponía la gran cita de la temporada para Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza. Una cita en la que ambos tenían mucho que decir y en la que por primera vez en el toreo a caballo, un padre y un hijo competían y compartían tarde en una plaza de primera. Un mano a mano histórico y que hizo que el coso donostiarra presentara una buena entrada con un gran empuje de aficionados navarros. Una tarde tensa, con emociones y con faenas importantes, destacando las dos centrales ante los astados de mejor juego, pero no quedando atrás la que abrió plaza del padre y la que cerró la tarde de Guillermo.

La que abrió plaza fue una labor en la que Pablo tuvo que emplearse ante un astado que manseó mucho de salida, mostrando siempre querencia a tablas. Un tercio en el que ALQUIMISTA tuvo que esforzarse para colocar en suerte al astado y poder lidiarlo y castigarlo fuera de las tablas. En el tercio de banderillas EXTRAÑO consiguió centrar más al toro en la lidia, lo templó y le sacó su mejor galope, antes de que PRINCIPE lo torease muy en corto y cerrase las banderillas con piruetas en la cara. El astado se había venido arriba y con él la faena elaborada por Pablo y que cerró a lomos de ALBINO con dos banderillas cortas. Mató de un rejón en lo alto, pero un poco trasero y el palco no atendió la petición del trofeo, saludando Pablo la ovación en el tercio.

La tarde comenzó a venirse arriba con la soberbia faena de Pablo al tercero de la tarde. Desde la forma de pararlo con MANIZALES, de torearlo en redondo y de templar. Se notaba una buena sintonía con el toro y pronto se tornó en sinfonía compuesta por BERLIN. El alemán se puso de acuerdo pronto con el toro para formar un solo cuerpo en los galopes de costado, para salir toreando en cada banderilla como si fuera un arco o para rematar por los adentros con trincherazos milimétricos. Una sinfonía torera que se cerró al baile de la hermosina, con el toro cambiando de tranco a cada muletazo de la cola de BERLIN.

Illumbe tenía delante al mejor Pablo y lo disfrutaba y este ahora sobre DALI, cumplía con las expectativas y ajustaba las banderillas al máximo y DALI se gustaba en embroques y sobre todo en piruetas donde el tendido reventaba. Apostó para el último tercio por BACANO y le salió rojo. Después de tres cortas en las que reunió al estribo, Pablo soltó un rejonazo perfecto para que el toro cayera sin puntilla a sus pies en un final apoteósico para una faena de apoteosis. Volvía a abrir la Puerta Grande de Illumbe, -una de las dos más difíciles del circuito-, seis años después y por sexta vez en su carrera.

Después de los dos faenones de la tarde, pareció venir la resaca y es que se juntaron los dos peores astados de la tarde. El tercero de Pablo, el toro con más romana, fue muy parado y apenas se dejó hacer. ALQUIMISTA, BERLIN y JANUCA tenían que llegarle mucho para poder sacar algo de lucimiento y todo se redujo a los embroques donde los caballos atacaban a los terrenos de un astado poco colaborador. Sobre BACANO las banderillas cortas cayeron a toro parado y esa poca colaboración con el rejón de muerte le hizo tener que bajarse a descabellar.

En su presentación en España en una plaza de primera, Guillermo tardó poco en conectar con el público y montando a “su” BARRABAS enceló al novillo de Carmen Lorenzo y lo atemperó con dos rejones de castigo. Sería con BRINDIS con quien logró los instantes más importantes y toreros de esta lidia, templando al astado de costado y llevándolo muy bien toreado. Destacó en dos soberbias banderillas y comenzó a dejar las tarjetas de su presentación de su toreo. Continuó con AGORA, quien ya encontró un novillo más parado y tuvo que esforzarse más en llegar al astado. Lo hizo con brillantez y valor y remató con alguna pirueta en las que el toro ayudó poco. La gente estaba con Guillermo y este contribuyó con dos excelentes banderillas cortas y con un par a dos manos perfecto de ejecución pero en el que una banderillas quedó descolgada. Se le atragantó el rejón de muerte y tuvo que descabellar perdiendo así la posibilidad de trofeos.

Pablo ya salía a hombros y a Guillermo le quedaban dos cartuchos para hacerlo. Y no quiso esperar al segundo porque aprovechó el mejor novillo de la tarde para terminar de presentar credenciales y cuajar una faena de torero cuajado. Las perspectivas eran buenas, porque este Limeño era hermano del novillo al que Guillermo cortó un rabo en Nimes esta misma temporada. Ante el serio novillo, se fue con NAPOLEON a pararlo en los medios, a encelarlo con la cola y a girar rematando con doblones que arrancaban los olés del tendido. Se fue a la otra punta de la plaza y de plaza a plaza, de punta a punta, se fue de frente a reunirse en los medios con el toro y dejar en el toro el rejón de castigo. Luego lo volvió a hacer, pero simulando la suerte para no castigar más al novillo y apostar fuerte en banderillas. La mejor apuesta y más segura fueron DISPARATE e ICARO. Cuajados en mil batallas y perfectos compañeros para el joven jinete, ambos tuvieron una de esas tardes memorables que en Illumbe tardaran tiempo en olvidar.

DISPARATE pareció jugar con el toro, llevándolo de costado a lo largo de todo el anillo, templando su galope y formando un solo cuerpo unidos por la cola del caballo. Mención especial para la segunda banderilla que colocó, con la parte posterior del caballo pegado a tablas, el toro en los medios, provocando el caballo y viniéndose el toro hasta llegar a caballo parado y salir cuarteando en un movimiento prodigioso de agilidad. La banderilla de la tarde, que dio paso a las hermosinas y la catarsis en el tendido, ya totalmente entregado a Guillermo. Luego vino la lidia sobre ICARO, la suavidad en el galope y la justeza de distancias, llevando los pitones pegados a la piel en todo momento y disfrutando a la expresividad de ICARO en todo momento. Cada reunión era una estampa, una pintura taurina y un canto a la belleza. No bajó la intensidad con PIRATA, que reunió perfecto en las dos banderillas cortas, toreando en ambas y arrimándose para que Guillermo realizara la suerte del teléfono antes de volver a dejar, ahora en todo lo alto, un gran par a dos manos de cortas. Y ahora sí hubo acierto con el rejón de muerte y el toro rodó sin puntilla para que el pequeño de los Hermoso pudiera dar la vuelta al ruedo al coso de Illumbe con dos orejas en la mano.

El que cerró plaza fue el astado más complicado. De los novillos que salen a la plaza y se hacen dueños de la situación. Mucho trabajo para BARRABAS para colocarlo en suerte y encelarlo, ya que el toro esperaba y derrotaba cuando sentía que tenía posibilidad de hacer daño. Con EXTRAÑO lo consiguió meter en la muleta por momentos y a hacerlo mejorar en su comportamiento, pero no se podía confiar porque el novillo seguía teniendo mucho dentro. Sería con DISPARATE con quien la faena subió en intensidad, toreando en redondo, gustándose el caballo y el torero y aguantando con emoción los derrotes que el novillo pegaba en los embroques.

El novillo muy entero llegó al último tercio donde Guillermo salió montando a JABUGO para colocar las tres banderillas cortas, complicándosele su colocación por la nula colaboración del astado. Lo consiguió y salió con PIRATA a cerrar con el rejón de muerte. Lo hizo con un pinchazo hondo en buen sitio, pero que no partió el cubo y no parecía tener el efecto que al final tuvo, porque el toro terminó por echarse. Nuevamente, como el primero de la tarde, la fuerte petición de oreja se estrelló contra el palco que negó la concesión. Al final puerta grande para ambos caballeros, una continuando su leyenda y el otro iniciándola en la plaza de toros de Illumbe.

DIARIO DE NAVARRA. Por Pablo García Mancha

Pablo y Guillermo, por la puerta grande



Ganado: Toros y novillos de Carmen Lo­renzo reglamentariamente despunta­dos (1B, 2° 4e y 6S) y El Capea (3e y 5e).

De dispar presentación y nobles. Desta­caron por su calidad el 3° y el 4°. El de menos opciones fue el 6°, que se puso siempre por delante.

Rejoneadores: Pablo Hermoso de Men­doza: saludos, dos orejas y saludos. Gui­llermo Hermoso de Mendoza: saludos, dos orejas y saludos tras petición. Los dos salieron por la puerta grande. Presidencia: Jesús Ferro, asesorado por Jesús María García e Iñaki Otamendi.

Incidencias: Plaza de toros de lllumbe. Tres cuartos de entrada. Primera corrida de la Semana Grande donostiarra.



Guillermo Hermoso de Mendoza rozó el cie­lo fractal de lllumbe con una faena inaudita al cuarto. Como espoleado por las dos orejas previas de su pa­dre, ni le pesó la plaza, ni la expec­tación, ni la responsabilidad ni todo lo que se cuece alrededor de su futuro para que aflorase su vo­cación de máxima figura, com­portarse como tal y cuajar al buen novillo Limeño en todos los tercios. De salida lidiando con Napoleón, con el que urdió buena parte de su éxito, y a continua­ción con Disparate, Icaro y Pira­ta. Tres caballos y un muchacho, apenas 19 años, pero pura inspi­ración con el castaño galopando en esa cuerda floja de la hermosina que inventó su padre y por la que es capaz de discurrir sobre un alambre tan invisible que pa­rece que hasta el riesgo se con­vierte en transparente. Guiller­mo lo hizo tan fácil, tan redondo con su montura que el toreo le brotaba de las yemas de sus de­dos con las riendas blandas y na­turales, ni un gesto violento, ni el más mínimo asomo de un estrambote al llevar al toro como cosido a sí mismo. Dejó dos gran­des banderillas rematadas des­pués con Icaro, un caballo con el que toreó enroscado literalmen­te con el burel de Carmen Loren­zo en los mismos medios de la plaza. Máxima cercanía, a milí­metros los pitones romos del pe­cho de un equino que colocaba su cara desafiando la embestida. La plaza estaba rota ya. El padre ha­bía dado una lección y ahora el hijo, la saga unida en un éxito im­probable porque es un milagro unir dos faenas tan extraordina­rias en un espacio de tiempo tan corto que se hizo un suspiro. Pero Guillermo no estaba satisfecho y quería rematar con Pirata, el tor­do veterano y renacido que es co­mo un seguro de vida alucinante cuando hay que ofrecerse al toro por completo para consumar la suerte suprema. El joven estellés desafío a su instinto para colocar un colosal par de banderillas a dos manos para rematar la obra. Tomó el rejón, clavó en dos tiem­pos y cayeron las dos orejas en su sacó entre el júbilo de los miles de espectadores y la mirada de un padre satisfecho y pleno que sabe que en el alma de Guillermo habi­ta definitivamente un torero con armomay carácter.

Pero si la obra del joven fue to­da una lección de torería, ritmo y temple, la expresión máxima del rejoneo la había dejado el rey Pa­blo en un tercio de banderillas su­blime con su bellísimo Berlín an­te el cuatreño Culebrito de Capea, un toro dotado de un compás na­tural que invitaba a lancearlo co­mo la seda. Dos banderillas de ensueño prologadas por esa for­ma suya de cabalgar de costado con un cornúpeta embriagado por el imán de la grupa hasta lle­gar al estribo para cambiarle en la cara el lado del equino. Pablo Hermoso de Mendoza en San Se­bastián ofreciendo una sinfonía conjunta mientras la banda de Irún interpretaba Amparito Ro­ca y el trino del solo de la flauta se fusionaba literalmente con el ga­lope sutil de Pablo y la acompasa­da embestida del toro. Fueron unos instantes mágicos, casi irreales, el toreo consumándose y el público fascinado por algo que en muchas ocasiones carece de explicación. El maestro sabía que la faena era de triunfo grande y la abrochó con un rejonazo letal e inmediato. El astado se desplo­mó rodado en apenas dos segun­dos y la plaza por entero se llenó de pañuelos. Dos orejas inapela­bles que iban a servir de prólogo perfecto para que Guillermo lo­grara otras dos después y ambos navarros salieran por la puerta grande en la triunfal inauguración de la feria del XX aniversario de lllumbe.

Manso había sido Botinero, primero de la función; de esos mansos de Murube distraídos aquerenciados que sienten una poderosa e invisible atracción hacia los tableros -hasta intentó sin éxito saltar el callejón-; pero tenía buen corazón. Se escupía de Alquimista una y otra vez en los embroques a pesar de la su maestría de Pablo, que salió entonces montando a Extraño (que recuerda una barbaridad al inol­vidable Silveti) y aquello comen­zó a fluir como la seda. Faena técnica de Pablo que precipitó la tar­de en la dificultad de lo que es imposible pronosticar. El primer novillo de Guillermo tampoco fue fácil, y aunque marró con la espa­da, la lidia que protagonizó con Barrabás fue impropia, por sa­bia, de un torero que acaba de co­menzar en el mundo profesional.

~*Después llegaría la algarabía del triunfo, pero las cosas no se pu­sieron nada fáciles en el punto de partida de una tarde memorable en la que la cuadra de los caballe­ros navarros rozó la perfección. Hasta que Pablo repitió a Alqui­mista en el quinto, habían salido la friolera de 15 caballos distintos y extraordinarios. Una proeza al alcance de muy pocos, exacta­mente del mejor rejoneador de todos los tiempos y un chaval que ha venido para quedarse y que ayer demostró en una plaza de primerísima categoría que está preparado para cualquier singla­dura por más que el mar del toreo se le muestre revoltoso y embra­vecido.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NAVARRA. Por Pablo García Mancha



Pablo Hermoso de Mendoza: “No podían haber salido las cosas mejor”

Guillermo explicó las dificultades de salir al ruedo tras la gran faena de su padre: “Sabía que debía intentar mejorarlo”



 “No podían haber salido las cosas mejor. Era un reto grande pero tal y como están las cosas no queda otro remedio que hacer estos ges­tos sabiendoque aGuiUermo, ape- sar de su frescura y ganas, la falta de experiencia le puede traicionar en cualquier momento en una pla­za como San Sebastián o como va a ser Bilbao la semana próxima”, comentaba Pablo Hermoso de Men­doza antes de abandonar el coso donostiarra. Y así analizó la actua­ción de su hijo: “Ha estado muy bien; el sexto novillo ha tenido mu­chos problemas y ha sido capaz de darle la vuelta al difícil y recrearse con el bueno”.

Guillermo estaba a su lado es­cuchando a Pablo y explicó lo que sintió antes de salir al ruedo tras cortar su padre dos orejas: “Es complicado. Me tocaba y por den­tro me decía que mi obligación era intentar mejorarlo. La verdad es que con la calidad y la clase que ha sacado el novillo las cosas se me han puesto un poco más senci­llas”, resumía el joven rejoneador todavía embutido en su chaqueti­lla roja con bordados en oro. “Ha sido una faena que la he sentido muchísimo y la he disfrutado tan­to con Disparate como con Icaro”.

El maestro de Estella vivió la co­rrida con una intensidad especial porque toreó él y también él cuan­do lo hacía su hijo: “Es como la gota que desborda el vaso. Si ya uno vive la carrera suya con una responsa­bilidad que implican tantos años y lo que espera la gente de uno, aho­ra le sumas mil detalles más. Des­de los nervios lógicos que siento como padre a la necesidad de tener una cuadra con caballos de calidad suficientes para responder a todo lo que estamos exigiéndoles”.

Pablo también se mostró muy contento por la “excelente” res­puesta de público: “Es una plaza muy grande, una feria de primera y nos hemos sentido muy arropados por todos los aficionados, entre ellos muchos navarros”.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO VASCO (www.diariovasco.com). Por Manuel Harina

Doble puerta grande en Illunbe

Importantes triunfos de Pablo Hermoso de Mendoza y de su hijo, cortando dos orejas cada uno a una complicada corrida de 'El Capea' y saliendo a hombros

Magisterio del padre, Pablo Hermoso, con un primer toro que pedía los papelesEl público disfrutó en un más que entretenido festejo inaugural de la Semana Grande

El Maestro

El público disfrutó en un más que entretenido festejo inaugural de la Semana Grande



Zorionak Illunbe. Para que el aniversario resultara del todo redondo, ha coincidido que la primera corrida de la feria 2018 fuera el mismo día, el 11, que el de la inauguración en 1998. Y como todo cumpleaños que se precie tuvo su sorpresa...

Mientras los dos caballistas daban la vuelta al ruedo de saludo, la banda de música paró el habitual 'Esencia y filigrana' que suena en el paseíllo y lo cambió por el ¡Zorionak zuri' aplaudido por el respetable. Luego todo volvió a su ser. Destacar igualmente que ha llegado la innovación tecnológica al espectáculo, dos pantallas informan de los componentes de las cuadrillas los nombres de los toros, los caballos, los pasodobles, etc.

El cartel de la corrida nos ofrecía la posibilidad de ver por vez primera a Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, padre e hijo en su primer mano a mano y en una plaza importante, de primera categoría. Lo que vimos ayer por la tarde en el ruedo, fueron, dos versiones de una misma obra. La obra matriz, serena, magistral muchas veces y la versión actualizada, fresca, valiente, artista y con mucho futuro. Lógicamente es el mismo estilo de toreo. El padre ha sido el maestro del hijo. Pero de su enseñanza ha eliminado sus propios defectos y a la vez está permitiendo al hijo ir buscando su camino.

Pablo Hermoso de Mendoza demostró ayer en Illunbe porque ocupa en ese lugar privilegiado desde hace veinte años. Con su primer toro estuvo en maestro. El toro de Carmen Lorenzo, se paraba y se rajaba desde que salió al ruedo. Intentó saltar al callejón después del segundo rejón de castigo. Pablo lo llamó con paciencia, lo intentó encelar, le dio todas las ventajas, ofreciendo el pecho del caballo y poco a poco pudo ir engañando al toro, hacerle galopar, incluso lucirlo. De tal forma clavó banderillas, algunas a toro prácticamente parado. Un rejonazo trasero y se terminó.

Con el sexto estuvo profesional. Toro de poco lucimiento, estuvo más que correcto. Sacó algunos caballos más bisoños con los que pudo arriesgar y probar. Y también sacó a Berlín que dio una lección de torería. Trotando, dejándose ver para cambiar en la cara y clavar un par despacioso en todo lo alto. Toreando a caballo por los adentros encelando y cambiando los terrenos.

Pero donde después de muchos años en Illunbe, vimos a un Pablo magistral fue en el tercer toro de la tarde. Al toro un poco incierto de salida, consiguió encelarlo y colocarlo poco a poco. Dos rejones de castigo eficaces que fueron suficientes. Con Berlín en banderillas intentó quebrar dándole la grupa pero el toro no respondia. Cambió totalmente de terrenos y dejando al toro a favor de querencia consiguió que se arrancase , clavando en todo lo alto. Galope a dos pistas dando la vuelta al ruedo con un recorte final en un palmo de terreno hacia los adentros. Un segundo par de la misma factura, mas despacioso todavía. Lección de toreo a caballo quebrando sin banderilla, dejándose ver y llevándose al toro enceldo en el estribo, galopando de costado. Salió Dalí y desde el platillo un piaff dando la grupa al toro. Luego a toro parado consiguió un par en todo lo alto. Finalizó con tres cortas en circulo apretando y esperándole. Y con ello lección de doma. Para terminar, Lo preparó para el rejon... y clavó en todo lo alto con muerte espectacular.

La savia nueva

Con dieciocho años, atreverse a competir con su padre e igualarle tiene un enorme merito. Guillermo no se arredró con ninguno de sus tres novillos.

Ya con el primero , comenzó recogiendo al novillo en el platillo de la plaza, jugando con la cola y la grupa. Clavó dos rejones, y fue muy bonito verle torear en redondo con el sombrero rondeño después de clavar. Con banderillas, de frente quebró muy limpio en la cara, clavando arriba, para llevárselo galopando por los adentros dando casi la vuelta al anillo. Otra vez de frente haciendo un quiebro muy amplio y teniendo la frialdad de esperar al novillo. Otros dos pares importantes toreando y clavando de frente. Con el 'histórico' Pirata toreó con la cara y puso dos rosas y un par de cortas a dos manos. Una pena que no acertó al matar.

En el cuarto sacó a 'Napoleón', para jugar con el novillo galopando alrededor y pararlo. Para clavar los rejones de castigo, le llamaba de un lado a otro de la plaza pero el toro hacia un extraño en mitad de la embestida. Eso le hizo fallar con el primer rejón pero lo corrigió en los dos siguientes. En banderillas sacó a 'Disparate' clavando un gran par, jugándoselo en un palmo de terreno. Luego con 'Icaro' templó en la cara con un novillo que le acosaba. Buscó la cara el caballo y cuando logró dominarlo y pararlo clavó en todo lo alto. Enorme. Con 'Pirata' dos cortas y la suerte del teléfono con un caballo que domina la distancia. Clavó un par de cortas a dos manos en todo lo alto jugando con la mano en el testuz y otra vez el teléfono. Clavó el rejón en dos tiempos .

En el sexto se notó la bisoñez del joven rejoneador. Su labor fue más parecida a la del primer novillo pero con menor intensidad.

Toros y novillos

Tanto los novillos como los toros que presentó ayer Pedro Moya, unos con el hierro de 'El Capea' y otros con el de Carmen Lorenzo, respondían a lo que se puede esperar del encaste Murube. Son animales voluminosos, pesados, no demasiado largos. De pitones en general algo abrochados.. Acometen con prontitud y generalmente humillan.

Zorionak de nuevo y un reconocimiento especial, en el recuerdo a: Manuel Martínez Flamarique 'Chopera'

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO VASCO. Por Begoña del Teso

Alfombra azul y plata para un castaño lusitano

Resbaló en el patio de caballos uno de los hermosos tordos de los alguacilillos. Se dispararon las alarmas. Se cubrieron los suelos



Desde la mañana temprana los 2D caballos de la cua­dra de Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza es­taban donde debían estar, resguar­dados del sol, a la fresca en los pa­tios exteriores e interiores de Illunbe. Habían llegado en el camión de sus jinetes. Pero también en uno matrícula 5322 DMY que lucía en su carrocería otro nombre grande del rejoneo a la navarra. Pertenecía a Roberto Armendáriz, caballero de Noain que en 2017 hizo historia una tarde de sanfermines. Dos camio­nes porque los 20 corceles no cabían en uno. Y 20 venían. Porque dos iban a ser los caballeros en plaza. Y tres eran sus mayordomos. Se hacen lla­mar (en secreto) el ‘Equipo A’ y en secreto también, mientras trenzan las crines y peinan las colas se pre­sentan, entre risas, como ‘La guapa’, ‘La melliza’ y ‘el vasco’. En realidad, son aficionados y profesionales del caballo, colaboradores necesarios de Guillermo y Pablo. Ana Pascual apa­recería en la tarde en las pantallas que en esta feria vigésima transmi­ten en tiempo real toda la informa­ción sobre el festejo como la ‘mozo de caballos’ del rejoneador joven. Luego está Paula Hermoso de Men­doza, con poderes de ordeno y man­do. Y Mikel, claro. En la mañana tem­prana acicalaba a un bayo inmenso, una de las joyas de Estella. El casi úni­co, casi irrepetible, siempre arrogan­te, siempre magnífico en banderillas ‘ícaro’, ese bayo luso árabe que antes era caballo para el segundo tercio de Pablo y hoy lo es de Guillermo.

Por la mañana, mañana de sába­do, mañana de inicio de la Grande, todo se desarrollaba con esa suavi­dad aterciopelada de las primeras horas.

…………………

Pero llegó la hora torera, las cinco de la tarde. Y en el mismo patio de arrastre tan bien temperado en esa mañana que olía a toro, caballo, heno, albero fresco, cuero y almuerzo, los nervios brillaban al sol y las emocio­nes se desataban. De pronto, uno de los hermosos caballos tordos nuevos de los alguacilillos nuevos (Lourdes, nueva dama con jubón y derecho a pedir la llave de toriles al presiden­te) pierde pie en el suelo resbaladizo y cae. Parece tranquilo. También asus­tado. Todas las mujeres y los hom­bres del planeta de los toros y las ca­ballerizas presentes en el lugar en­tran en acción con la seguridad de los buenos equipos de emergencia. Se despliega un peto sobre la arcilla hor­migonada por si fuera mejor inten­tar colocarle sobre él. No fue necesa­rio, se alzó y le tranquilizaron, bien montado, en la explanada exterior.

Pero saltaron las alarmas. Contro­ladas. Todos los equipos de las distin­tas cuadras presentes en Illunbe al­fombraron en pocos minutos el sue­lo resbaloso. Fuera, cogido por las riendas por Paula Hermoso de Men­doza ‘Jabugo’ esperaba, como una rock star, pisar el tapiz para dirigirse al rincón donde también estaba ‘Ba­rrabás’. Cruzado de lusitano, hijo de ‘Pata negra’, sabe pasar bien delante de la cara del toro en la suerte supre­ma. ‘Despacito y recto’ ordenaba Pau­la. Y así entró ‘Jabugo’ en el patio.

A las seis, ‘Botinero’, toro de estir­pe Murube, inauguró la feria. No cap­tó el honor que eso representaba y buscó siempre huir a toriles. Pero toda Tierra Estella aplaudió a Pablo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS (www.aplausos.es). Por Libertad Rodríguez



Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, a hombros en San Sebastián

El mano a mano se resolvió con el corte de dos orejas cada jinete



El primero de la tarde del hierro de Carmen Lorenzo fue rajado y manso hasta el punto de amagar con saltar al callejón. Huidizo no hizo caso al caballo siendo necesario colocarle dos rejones de castigo. Siguió suelto y a su aire el toro en el segundo tercio aunque lo consiguió meter en faena Pablo Hermoso. Certero con el rejón de muerte hubo petición de oreja que quedó en una ovación con saludos.

El que saltó en segundo lugar resultó un extraordinario toro al que Guillermo lo supo entender y con ello acoplarse muy bien junto a su cuadra de caballos. Resonaron los olés en los tendidos llenando el coso de buen toreo que por culpa del manejo de los aceros impidieron el triunfo del joven jinete. Gran ovación y saludos.

Al tercero de la tarde Pablo Hermoso de Mendoza le realizó una lidia extraordinaria con dominio y buen hacer. Humillador el toro sirvió para que el navarro pudiera transmitir aún mayor plasticidad y expresión en su toreo en una faena que tras un gran rejón -fulminante- le sirvió para cortar dos orejas y lograr así asegurar la puerta grande.

Sensacional estuvo ante el cuarto Guillermo Hermoso de Mendoza que cortó dos orejas y con ello amarró la salida a hombros en compañía de su padre con un toro que sirvió para cuajar una faena completa. El toro fue aplaudido en el arrastre.

Ante el quinto de la tarde Pablo Hermoso de Mendoza volvió a mostrar su gran tauromaquia en una faena meritoria que agradecieron los tendidos pero que los aceros imposibilitaron un triunfo mayor.

Con el que cerró festejo Guillermo Hermoso destacó en las banderillas con las largas y con las cortas rematando de metisaca su obra lo que le hizo perder opción a cortar un nuevo trofeo. Silenciado tras petición.

San Sebastián. Corrida de rejones. Sábado 11 de agosto de 2018. Toros de El Capea (3º y 5º) y el resto de Carmen Lorenzo. Pablo Hermoso de Mendoza, ovación con saludos, dos orejas y ovación; Guillermo Hermoso de Mendoza, gran ovación con saludos, dos orejas y silencio tras aviso. Entrada: Tres cuartos de plaza

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



BURLADERO (www.burladero.tv). Por Libertad Rodríguez



Duelo en tablas para la saga Hermoso de Mendoza

Padre e hijo salieron a hombros tras desorejar a sus respectivos segundos . Doble puerta grande para la primera de feria de Illumbe



Plaza de toros de San Sebastián. Primera de feria. Toros y novillos de El Capea para el mano a mano entre Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso de Mendoza.

1° Botinero nº 37 Negro zaino 515 kg para Pablo Hermoso de Mendoza. De salida con Alquimista coloca los rejones de castigo a un astado completamente rajado que intenta saltar al callejón. Continúa con Extraño para colocar las largas, Príncipe para terminar con largas y Albino a cortas y ejecutar muerte suprema. Un rejón preciso y certero. Petición de oreja. Ovación con saludos.

2º Montecillo nº 17 negro zaino 470 kg para Guillermo Hermoso de Mendoza de salida con Barrabás que hace las delicias del público y resuenan los olé al colocar dos rejones de castigo. Brindis para colocar largas generando máxima expectación. Sale Ágora para colocar otras dos de arte. Dos rosas y dos cortas a dos manos para hacer resonar los oles de los tendidos. Dos  rejones de muerte y el uso del verduguillo son necesarios. Gran ovación con saludo.

3° Culebrita nº 29 negro zaino cara fosco astracanado 525 kg. Inicia de salida Pablo Hermoso de Mendoza con Manizales colocando dos rejones de castigo y obligándolo con mucho gusto. Berlín para colocar dos largas de arte que llenan de bravos los tendidos. Dalí consigue hacer las delicias del público en banderillas y con Bacano para concluir en cortas rejón certero y fulminante. La plaza en pie dos orejas y puerta grande aplausos en el arrastre.

4° Limeño nº 16 Negro zaino 480 kg Napoleón de salida con el que colocan dos razones de castigo espectacular. Con Ícaro ajustando las banderillas al máximo. Pirata para finalizar la lidia y con el que colocó cuatro cortas donde resonaban los oles de los tendidos. Un rejón certero a un gran astado que recibió aplausos en el arrastre. Dos orejas y puerta grande para Guillermo Hermoso de Mendoza.

5º Pies de Platas, nº 2 negro poco Bragado 580 kg para Pablo Hermoso de Mendoza. Con Alquimista de inicio para colocar dos rejones de castigo con soltura. Con Berlín a banderillas cortas termina de hacer las delicias. Marra con los aceros y ovación.

6 ° Capuchino nº 8 Negro zaino 485kg. Barrabás de salida para colocar dos rejones de castigo Extraño a banderillas dos larga. Disparate para continuar con largas y Pirata para finalizar la lidia. Meteysaca efectivo. Petición de oreja ovación.



Ficha del festejo:

Pablo Hermoso de Mendoza, ovación con saludos, dos orejas y aplausos en el arrastre y ovación

Guillermo Hermoso de Mendoza, gran ovación con saludo, dos orejas y ovación tras petición

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



CULTORO (www.cultoro.com).



Dos generaciones, dos triunfos en Illumbe

Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso de Mendoza, mano a mano, salieron en hombros en la primera de la Semana Grande donostiarra con toros y novillos de Carmen Lorenzo, El Capea y San Pelayo.



Arrancaba con la corrida de rejones la Semana Grande de San Sebastián en el coso de Illumbe. Se lidiaban toros de Capea para un mano a mano entre Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso de Mendoza.

Se adelantó a su hijo en el marcador Pablo Hermoso de Mendoza y cortó dos orejas del tercero de Capea, un animal con el que desplegó todo su repertorio en el ruedo y con el que finalmente convenció al público de Illumbe. Las hermosinas coparon el final de una faena emocionante en las que aprovechó las condiciones del toro charro. Antes, fue ovacionado en su primero y su hijo Guillermo Hermoso también escuchó en el tercio la ovación de la plaza con el primero de su lote, un novillo de Carmen Lorenzo.

Pero tras el ecuador, la segunda parte del festejo estuvo protagonizada por una faena de alto nivel a pesar de su juventud de Guillermo Hermoso de Mendoza al cuarto, un animal al que entendió desde el primer momento. Aprovechó su movilidad para cortarle dos orejas tras pasaportarlo con el rejón de muerte.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Illumbe, San Sebastián (Guipúzcoa). Primera corrida de la Semana Grande. Corrida de rejones. Media entrada.

Toros y novillos de Carmen Lorenzo, El Capea y San Pelayo.

Pablo Hermoso de Mendoza, ovación, dos orejas y ovación.

Guillermo Hermoso de Mendoza, ovación, dos orejas y silencio.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



LA RAZON (www.larazon.es). Por Patricia Navarro



En el nombre del padre. Y del hijo

Triunfan Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza en la primera de la



En el nombre del padre. Y del hijo. Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza se anunciaron y actuaron en un mano a mano que abría la feria de la celebración. La de los 20 años de la plaza de toros de Illumbe. Con todos sus desafíos, que son muchos. Los de fuera, en su momento de Bildu. Y los de dentro, que los tenemos. Tan presentes, tan palpables y tan hirientes, como ser capaces de boicotear a un torero por quedarse descolgado de una cuerda capaz de ahorcar de ser menester. Da igual que haya abierto la Puerta Grande de Madrid, porque a decir verdad a pocos importa el toreo. La verdad. A Talavante se lo han fulminado este año porque Matilla decidió decir «no» antes aún de haber acabado la temporada. Debió pensar Alejandro antes, porque un figurón hay territorios que no debe pisar. Salía el toro ayer en San Sebastián. Con la cubierta arreglada y regalándonos oxígeno. Salía el toro. Presuntamente. Sin lugar a dudas, y según el reglamento afeitado de pitones, por ser festejo de rejones, pasado de vueltas en el segundo de la tarde, que era ya el turno de Guillermo, el hijo. Acudió con prontitud al caballo el toro, bravo y con codicia y resolvió el jinete con entusiasmo siempre, sobriedad y pureza en las suertes. Se demoró en la suerte suprema, pero dejó buen sabor de boca.

Sobria había sido la faena de Pablo al toro que abrió plaza, manso y sin ningún espíritu de colaborar. Le retuvo, que ya era mucho. Otra historia ocurrió con el tercero, más por la labor. Con «Berlín» encandiló al público en las apreturas en el galope a dos pistas en los encuentros y en los quiebros, encontrándose con el toro y la gente casi a la vez. Con «Bacano» llegaron las cortas cuando al toro le quedaba menos de lo justo y supo Pablo encontrar el momento exacto de poner fin a la faena y hacerlo con un certero rejón de efecto fulminante, que fue decisivo para cortar el doble trofeo, el que le abría la Puerta Grande. A la espera fue el quinto, con el resolvió Pablo con maestría.

Temple exquisito, nobleza y entrega tuvo el cuarto. El novillo soñado para cualquier festival. Seco de pitones. Y un trato a la altura le dio Guillermo. Diabluras acabó por hacerle en las cercanías, todo tan armónico, tan bello, que acabó por ser explosivo, porque fluía el toreo en su estructura más plena. Reunido siempre buscando al toro con los pechos del caballo, verdad en los cites y manteniéndola hasta el final en el momento del encuentro, arriba las banderillas y todo en espacios reducidos, donde solo toro y rejoneador nos hicieron cómplices al resto de lo que ocurría. Doble trofeo se llevó la faena. Merecidísimos. Altura había tenido la puesta en escena de Guillermo, que se las vio con un sexto diferente. A la espera, recortando el viaje, apretándole. Desafíos múltiples que superó con entrega, verdad y valor. Deja futuro Pablo.

Ficha del festejo:

San Sebastián. Primera de la Semana Grande. Toros para rejones de Carmen Lorenzo y 2º y 5º de El Capea. El 1º, mansito y rajado; el 2º, bravo; el 3º, manejable y a menos; el 4º, muy bueno, templado y con mucho ritmo; el 5º, paradote y a la espera; y el 6º, complicado. Más de media entrada.

Pablo Hermoso de Mendoza, rejón de rápido efecto (saludos); rejón de efecto fulminante (dos orejas); dos pinchazos, rejón, descabello (saludos).

Guillermo Hermoso de Mendoza, rejón contrario, rejón, dos descabellos (saludos); rejón (dos orejas); metisaca (silencio).

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



MUNDOTORO (www.mundotoro.com). Por Jon Ander Sanz



El figurón tiene relevo



El primer mano a mano entre Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso de Mendoza en plaza de primera terminó con ambos jinetes cruzando en hombros la Puerta Grande del coso de Illumbe. Pablo Hermoso de Mendoza cortó las dos orejas del tercero, un toro bravo de una buena corrida de El Capea, que permitió al mayor de la dinastía cuajar una buena faena, llena de clasicismo, destacando, sobre todo, con el caballo ‘Berlín’. Dio réplica Guillermo Hermoso de Mendoza en el cuarto, al que cortó dos orejas tras una faena en la que destacaron los pasajes con ‘Disparate’, ‘Ícaro’ y ‘Pirata’.

Dos orejas cortó Pablo Hermoso de Mendoza del bravo tercero, que lucía el hierro de El Capea. Hermoso de Mendoza puso la plaza en pie, montando a ‘Berlín’. Luego, llegarían dos banderillas citando de frente al quiebro con lomos de ‘Dalí’, tres cortas con ‘Bacano’ y el rejón de muerte fulminante, que provocaron la petición del doble trofeo. El toro, que destacó por su bravura y galope, fue muy ovacionado en el arrastre.

Abrió la Semana Grande de San Sebastián un toro manso, pero con clase, que lucía el hierro de Carmen Lorenzo. Con él, Pablo Hermoso de Mendozaconsiguió estructurar una buena faena, con momentos de clasicismo. No terminó de llegar al público  la actuación del jinete debido a la sosería y mansedumbre del astado y la petición no fue mayoritaria, pero no impidió que saludará una ovación.

Noble y con clase, pero venido a menos, resultó el quinto toro, que lucía el hierro de El Capea. Pablo Hermoso de Mendoza consiguió cuajar una faena a lomos de Berlín y de Januca a un astado, que fue por momentos soso y no llegó al público. Con ‘Bacano’ colocó tres cortas. Dos pinchazos, un rejón trasero y un descabello impidieron al jinete navarro volver a cortar un trofeo. Fue ovacionado.

Otras dos orejas cortó Guillermo Hermoso de Mendoza al cuarto, un novillo noble y con clase de Carmen Lorenzo. Buena faena del jinete navarro, que destacó con las banderillas y los quiebros montando a ‘Disparate’. El final de la faena, destacó en los terrenos de cercanías con ‘Ícaro’, con el que se pasó muy cerca los pitones del novillo. Remató la faena con dos orejas cortas y un par a dos manos con ‘Pirata’. El rejón de muerte a dos tiempos fue definitivo para que Guillermo Hermoso paseara el doble trofeo y el novillo escuchara una fuerte ovación.

Guillermo Hermoso dio réplica a su padre en una muy buena faena frente a un buen novillo de Carmen Lorenzo. De su actuación destacaron las banderillas a lomos de ‘Ágora’. El joven jinete terminó la faena con un par a dos manos montando a ‘Pirata’ y con dos rosas. Perdió las dos orejas con el rejón de muerte y fue ovacionado.

El sexto fue otro buen novillo de Carmen Lorenzo. Ante él, Guillermo Hermoso destacó en las banderillas con ‘Ágora’ y ‘Disparate’. Remató la faena con tres banderillas cortas a lomos de ‘Jabugo’. Mató al novillo de un meteysaca, perdiendo la posibilidad de sumar a su esportón un nuevo trofeo. Fue silenciado tras petición.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



EL MUNDO (www.elmundo.es). Por Zabala de la Serna



El chico de Pablo tiene mimbres

Padre e hijo salen a hombros en el montaje de corrida mixta vendido como "excepcional mano a mano"; los toros y novillos -alguno indecoroso- de Carmen Lorenzo y El Capea se prestaron con algunos lunares.

La curiosidad de ver a Guillermo Hermoso de Mendoza era realmente el motivo periodístico para acercarse a San Sebastián. El pretendido "excepcional mano a mano" con su padre, Pablo Hermoso de Mendoza, como apertura de la Semana Grande, no dejaba de ser una rara componenda. Una pachanguita familiar en corrida mixta. En el lanzamiento de Guillermo, Pablo se está dejando jirones de prestigio. El hijo como coartada y candado ………………… Claro, que sin la complicidad de las empresas la maniobra no sería posible. Los promotores, que se decía en boxeo. Su decadencia vino por ellos, tiene escrito Manuel Alcántara. Quien ya había anotado la mitomanía por las figuras como una falsa afición. Trasladen el cuento completo al toreo.

Las gentes del Norte, donde Pablo I es rey por historia, victorias e imperativos feudales, respondieron en buena medida al reclamo de los Hermosos. Una hermosa taquilla a los precios de Illumbe. Y así todo queda en casa.

Evidentemente, la corrida llevaba la coletilla de mixta porque Guillermo Hermoso lidia todavía novillos. De Carmen Lorenzo y El Capea utreros y toros. Cuatro de un hierro y dos del otro, respectivamente. Como el rejoneo es un huerto sin guarda, el pequeño Hermoso ocupa puesto en la cúpula del escalafón. Que no distingue "matadores" de "novilleros".

Papá Hermoso estuvo pendiente de todo lo que hacía el vástago con un bichejo acorne y bravito. Guillermo es un calco. Un salto en el tiempo a la juventud del maestro. Aunque entonces aún no vestía de rondeño goyesco, el hijo ya sale así. Con la casaquilla bordada en oro para más inri. Tiene muchas virtudes dentro de la bisoñez. Y la crema de la cuadra. No toda. El páter sacó a Berlín y Dalí con el tercero, le enseñó los secretos del magisterio y monto un lío. Contaba el toro de Capea con un punto de genio, un tornillazo, un derrote, que hubo que torear. Lo fulminó por arriba y lo desorejó entero.

Tomó nota el chico de Pablo e hizo cosas francamente caras con el gachito y buen cuarto. Una notable faena. Que a lomos de las estrellas Napoleón, Disparate, Ícaro-¡oh, el par a dos manos!- y Pirata derrochó pureza en las reuniones y templada garra. Como ahora hundió el rejón en lo alto -en varios tiempos-, lo empataron en orejas con su espejo. El aliento de los pueblos del Norte lo arropó desde que pisó el ruedo.

Bueno fue también el quinto. Con el que Pablo compensó la mansedumbre del que abrió la tarde -un par de volatines en manos de los auxiliadores deslucieron lo que Hermoso hilvanaba-. Castigó en exceso con dos hierros el caballero estellés a este penúltimo, estuvo a placer sin continuidad y lo pinchó finalmente.

El último puso a prueba a Guillermo Hermoso. Su manera adelantar, de cortar y ponerse por delante, no admitía bromas. Apretaba con muchos pies. Que le obligaron a tirar de raza y rebuscar en los códigos aprendidos el oficio del que aún carece. No rehuyó la pelea y se comprometió en varios momentos. Un metisaca mortal no evitó la petición para su esfuerzo. El presidente no accedió al regalo.

La feliz salida a hombros de padre e hijo puso el punto final al encuentro familiar. Guillermo tiene mimbres. Que conste.

CARMEN LORENZO Y EL CAPEA | Pablo Hermoso de Mendoza y Guillermo Hermoso de Mendoza

Plaza de Illumbe. Sábado, 11 de agosto de 2018. Primera de feria. Corrida mixta. Media entrada larga. Toros y novillos -2º, 4º y 6º- de Carmen Lorenzo y El Capea; mansito el 1º; buenos 4º y 5º; bravito el 2º; se movió con un punto de genio el 3º; complicado el 6º.

Pablo Hermoso de Mendoza, rejón contrario y trasero (petición y saludos). En el tercero, rejonazo (dos orejas). En el quinto, dos pinchazos, rejón atravesado y descabello (saludos).

Guillermo Hermoso de Mendoza, rejón muy contrario y caído, rejón y dos descabellos (saludos). En el cuarto, rejonazo (dos orejas). En el sexto, metisaca (petición y saludos). Salieron a hombros.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



NOTICIAS DE GUIPUZCOA (www.noticiasdeguipuzcoa.com). Por Paco Aguado



Hermoso padre e hijo salen a hombros de la plaza de Illunbe

El éxito taurino se produce en el día en el que el coso donostiarra cumple 20 años



Los jinetes Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, padre e hijo, compartieron salida a hombros al final del festejo mixto de rejones celebrado ayer en Donostia, justo el día en que se conmemoraba el vigésimo aniversario de la inauguración de la plaza de toros de Illunbe.

La banda tocó por ello el Cumpleaños feliz después del paseíllo y antes de abrir este mano a mano paterno filial con la misma alegría con la que terminó, pues, cuña de la misma madera, el vástago fue capaz de estar a la altura del maestro.

En realidad, el mayor interés del cartel era ver por primera vez a Guillermo Hermoso de Mendoza en una plaza de primera categoría, en tanto que sus primeros pasos en el rejoneo habían sido hasta ahora en cosos de menor trascendencia y casi siempre arropado por su padre.

Pero el nuevo Hermoso, a dos días de cumplir los diecinueve años, no se dejó superar por las circunstancias, ya que lo mismo toreando que clavando rejones y banderillas, se impuso a los tres bonitos novillos que lidió y de los que no cortó más orejas solo por sus fallos con el rejón de muerte.

Ya en el primero gustó su forma de ir a los embroques, que quizá sea más pura y más vibrante que la de su padre, como se pudo ver especialmente al montar a Ágora, un caballo alazán de tres sangres.

La actuación del segundo Hermoso de la dinastía con su segundo novillo, un utrero de gran calidad, fue quizá la más completa y redonda, utilizando hasta cuatro de los caballos habituales de su padre. Quizá por ello también, con esas monturas siguió fielmente ante el novillo el guión de las faenas más estándar de Pablo Hermoso. Casi como un calco. Y como además mató a la primera se llevó esas dos merecidas orejas que le abrieron la puerta grande.

Pero lo más interesante, en tanto que supuso una prueba más exigente, llegó con el sexto novillo de Carmen Lorenzo, que no regalaba sus embestidas sino que las reservaba para acometer a arreones y defenderse en los encuentros echando la cara arriba. No se arredró por ello Guillermo Hermoso, sino que intentó someter al animal con temple y mando y clavarle luego las banderillas citando y buscando el encuentro con rectitud y pureza.

Los errores en la suerte suprema le impidieron superar en trofeos a su padre, que, por su parte, tuvo una actuación de sobrada maestría, aunque poco emotiva, con un lote de toros noble y de poco empuje.

Muy pendiente en todo momento de Guillermo, Pablo Hermoso pareció darle más importancia esta tarde a cuanto hizo su hijo que a lo que realizó el mismo, aunque no por ello un grande como él dejó pasar la oportunidad de desorejar al tercero, un toro de buena condición aunque con pocas fuerzas en los cuartos traseros pero al que ayudó a crecerse con un toreo a caballo de magistral temple. A la corrida asistieron unos 6.500 espectadores.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



DIARIO DE NOTICIAS (www.noticiasdenavarra.com). Por Manuel Sagües



Los Hermoso de Mendoza, a hombros en San Sebastián

Guillermo, que debutó en Illumbe, y su padre, Pablo, abren con éxito la Aste Nagusia donostiarra



La ya pareja de baile en entre los caballeros estelleses, padre e hijo, y de apellido Hermoso de Mendoza cobraron en la donostiarra plaza de Illumbe carácter máximo: Torear mano a mano en un plaza de primera categoría y salir e la mano y a hombros por la puerta grande. Casi nada. Para la reseña histórica también se apuntó el que el hijo, Guillermo, se presentaba en San Sebastián y, por ende, también lo hacía en una plaza de toros española de primera categoría. Tras la lidia del cuarto astado de la tarde, padre e hijo ya tenían asegurada la salida a hombros por la puerta grande. A este buen cuarto le desorejó por partida doble Guillermo y al también excelente tercero le había hecho lo mismo Pablo.

Hermoso de Mendoza Pablo, cuajó la faena d la tarde al bravo tercero, que lucía el hierro de El Capea. Puso la plaza a revientacalderas a lomos de Berlínen un recital de poder y torería. En banderillas se lució de frente y al quiebro y con piruetas montando a Dalí y cerró su brillante puesta en escena con Bacano, con el que dejó tres cortas y el rejón de muerte fulminante, que provocaron la petición del doble trofeo. El toro, que destacó por su bravura y galope, fue muy ovacionado en el arrastre.

La otra faena de nivel y de triunfo la protagonizó Guillermo con el utrero lidiado en cuarto lugar, y segundo de su lote de tres. Faena también de poder y muy torera principalmente actuando sobre Disparate, con el que dejó grandes pares de banderillas, mejores remates en forma de muletazos y el toreo de costado y hermosinas. Abrochó la lidia con un Ícaro metido la jurisdicción de su oponente y con Pirata con el que alcanzó la mayor ovación colocando un par a dos manos.

LOS TOROS

Ganaderías. Tres toros (1º, 3º y 5º) y tres utreros de los hierros de El Capea. El 1º, el 4º y el 6º, de Carmen Lorenzo;y el 3º y el 5º de El Capea. Deslucido el 1º. Colaboradores el resto. Detacaron 3º y 4º.

LOS TOREROS

Pablo Hermoso de Mendoza. En el 1º: ovación tras petición;en el 3º: dos orejas;y en el 5º, ovación.

Guillermo Hermoso de Mendoza. En el 2º: ovación;en el 4º: dos orejas;y en el 6º: palmas tras aviso.

LAS GRADAS

Incidencias. Primera corrida de la Semana Grande. Muy buen ambiente, con tres cuartos de entrada. Presencia de muchos aficionados de Estella y Pamplona llegados en autobuses.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



APLAUSOS. Por Libertad Rodríguez



El alumno planta  cara al maestro

Guillermo Hermoso de Mendoza responde con dos orejas a una gran faena de su padre



Pablo y Guillermo Hermoso de Men­doza abrieron el sábado la puerta grande en el primer festejo de la feria. Los dos rejoneadores compitieron en el mano a mano y desorejaron por partida doble al segundo toro de sus respectivos lotes. El joven jinete, ade­más, supo darle réplica a su padre, cuajando una gran faena al cuarto después de que el maestro lo bordara ante el tercero.

Abrió plaza un toro rajado y manso que amagó con saltar al callejón. Huidi­zo, no hizo caso al caballo y fue nece­sario colocarle dos rejones de castigo. Siguió a su aire el toro en el segundo tercio, aunque lo consiguió meter en faena Pablo Hermoso. Certero con el rejón de muerte, hubo petición de oreja que quedó en una ovación con saludos. Pablo le realizó al tercero una gran lidiaron dominio y buen hacer. Humillador, el astado sirvió para que el navarro pudiera transmitir aún ma­yor plasticidad y expresión a su toreo. Destacó, sobre todo, montando a Ber­lín. También gustó con Dalí y Bacano. Tras un gran rejón de muerte aseguró la puerta grande. Ante el quinto volvió a mostrar su gran tauromaquia en una faena meritoria que agradecieron los tendidos pero que los aceros dejaron sin triunfo.

El segundo toro resultó extraor­dinario. Lo entendió y se acopló muy junto a su cuadra el joven Guillermomo. Resonaron los olés por el buen toreo, pero los aceros impidieron el triunfo. Sensacional estuvo ante el cuarto Guillermo, que cortó dos ore­jas y con ello amarró la salida a hom­bros en compañía de su padre. El toro también sirvió para cuajar una faena completa. Brilló a lomos de caballos como Disparate, Icaro y Pirata. Con el que cerró festejo, Guillermo desta­có en las banderillas y con las cortas con Jabugo, rematando su obra de metisaca, lo que le hizo perder la opción de cortar un nuevo trofeo.

………………………

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



6 TOROS 6. Por Manuel Harina



MAGISTRAL EL PADRE, ESPERANZADOR EL HIJO



Pablo Hermoso demostró quién es desde ha­ce veinte años. Con el primero estuvo en maes­tro. El toro parado de salida, se comenzó a rajar antes del primer rejón y después del segundo hi­zo amago de saltar al callejón. Pablo se armó de paciencia, le dio todas las ventajas y pudo inclu­so lucirlo. De tal forma clavó banderillas, algu­nas a toro parado. Bastó con un rejonazo trasero para terminar. En el quinto vimos a un Pablo profesional con mucho oficio y saber estar. Toro de poco lucimiento, estuvo más que correcto. Sacó a “Berlín” que dio una lección de torería.

En el tercero apareció Pablo Hermoso de Mendoza con Mayúsculas. Consiguió encelar y poco a poco colocar a un toro incierto de salida. Dos rejones de castigo fueron suficientes para hacerse con él. En banderillas intentó quebrar en contraquerencia, pero el toro no se arrancó. Cambió totalmente de terrenos y dejando al as­tado a favor de querencia clavó en todo lo alto. Galope a dos pistas dando la vuelta al ruedo con un recorte final en un palmo de terreno hacia los adentros. Lección de toreo a caballo quebrando sin banderilla, dejándose ver y llevándose al to­ro encelado en el estribo. Luego con “Dalf ’ lec­ción de doma con un piaff dando la grupa al to­ro. Finalizó con tres cortas apretando y esperando. Para terminar, lo preparó para la suerte... y clavó en todo lo alto con muerte es­pectacular.

Recién cumplidos los dieciocho años, Gui­llermo no se acobardó con ninguno de sus novi­llos, y eso debutando en un mano a mano con su padre y en una plaza de primera. No sólo no se arredró sino que le acompañó en la salida a hombros después de igualarle en trofeos.

Ya con el primero esperó al novillo en el pla­tillo de la plaza, para jugar con la cola y la grupa y pararlo magistralmente. Clavó dos rejones, y fue espectacular el toreo en redondo con el som­brero rondeño después de clavar. De frente que­bró muy limpio en la cara, clavando arriba. Otra vez de frente haciendo un quiebro muy amplio y teniendo la frialdad de esperar al novi­llo. Sacó finalmente al histórico “Pirata” para colocar dos rosas y un par de cortas a dos ma­nos. Una pena que falló con el rejón de muerte.

En el cuarto se sirvió de “Napoeón” para pa­rar al novillo y clavar los rejones de castigo, le llamaba de un lado a otro de la plaza, pero el utrero hacía un extraño en mitad de la embesti­da. Falló a la primera intentona, pero acertó en los dos siguientes. En banderillas sacó primero a “Disparate” clavando la banderilla con preci­sión, jugándoselo en un palmo de terreno. El novillo le acosaba e “ícaro” le ayudó a templar en el siguiente rehilete, buscando la cara el ca­ballo y cuando logró dominarlo y pararlo clavó en todo lo alto. Enorme. Salió “Pirata” de nuevo y tras las cortas se adornó con la suerte del telé­

fono. Clavó un par de cortas a dos manos en to­do lo alto jugando con la mano en el testuz. Re­jón en dos tiempos.

En el sexto se notó la juventud, la falta de ex­periencia y quizás el cansancio en el joven rejo­neador. Su labor fue más parecida a la del pri­mer novillo, pero con menor intensidad.

Fueron mejores los novillos que los toros que salieron por los chiqueros, unos con el hierro de El Capea y otros con el de Carmen Lorenzo. Eso sí, respondían a lo que se puede esperar del encaste Murube, en teoría, perfectos para el to­reo a caballo.

Sidebar


Galería fotográfica