• kenburns1

    PARA NO OLVIDAR

Resumen

Tarde triunfal, entretenida y llena de emociones para rejoneadores y público que acudió a la cita en Sangüesa y que vio como los Hermoso de Mendoza salían por la puerta grande.

Fecha

16 de Septiembre de 2018

Lugar

Plaza de toros de Sangüesa, Navarra, España

Ganadería

Hdros. de José Rosa Rodríguez

Reseña

Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Guillermo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)

Caballos utilizados

Primer toro de la Ganadería de Herederos de José Rosa Rodríguez, número 5, de nombre Filósofo: De salida MANIZALES (1 rejón de castigo); en banderillas EXTRAÑO (2 banderillas) y JANUCA (2 banderillas); y para el último tercio BACANO (tres cortas, un rejón de muerte y un descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de José Rosa Rodríguez, número 29, de nombre Razonante: De salida ALQUIMISTA (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y PRINCIPE (2 banderillas); y para el último tercio ARABITO (tres cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

Primer novillo de la Ganadería de Herederos de José Rosa Rodríguez, número 109, de nombre Pendenciero: De salida CHURUMAY (1 rejón de castigo); en banderillas BRINDIS (2 banderillas) e ICARO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo y descabello).

Segundo novillo de la Ganadería de Herederos de José Rosa Rodríguez, número 110, de nombre Corretón: De salida BARRABAS (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y AGORA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos rosas, un par a dos manos y un rejón de muerte)

Otros caballos desplazados

DALI y GAIATO

Entrada

  NO HAY BILLETES


Estadísticas en esta plaza

Actuaciones

Toros lidiados

Orejas

Rabos

Puertas Grandes

La plaza de toros de Sangüesa, en Navarra, es una de esas plazas que podemos denominar como portátiles-fijas. Es una estructura interior de plaza portátil, con gradas metálicas y de madera, pero cimentada al suelo y con estructura exterior de plaza fija y construcción  base de ladrillo. Posee corrales, chiqueros, patio de caballos, taquillas y enfermería y tiene una capacidad para tres mil seiscientos aficionados. La plaza esta considerada como de tercera categoría y fue inaugurada el día 12 de septiembre de 1.982.

Este inmueble vino a sustituir a dos anteriores, uno fijo construido en la segunda mitad del siglo XIX y que posteriormente sería derribado para edificar escuelas en su lugar. En 1969 se adquirió una plaza en Riaza (Segovia) de constitución metálica y que se utilizó hasta el año 1.982.

 

Fuente:  pablohermoso.net

Desde que Pablo Hermoso de Mendoza tomó la alternativa en el año 1989, su presencia en la plaza de toros de Sangüesa (Navarra) fue continua durante los siguientes cuatro año. Así, el mismo año de su alternativa compareció en este coso para lidiar novillos de José Luís Sánchez y Sánchez, en un mano a mano de cuatro reses con Javier Buendía. El navarro obtuvo tres orejas de su lote aquel 16 de septiembre de 1.989.

Al año siguiente, el 15 de septiembre de 1990, ya con seis novillos en el cartel de la misma ganadería de José Luís Sánchez y Sánchez, el mano a mano ahora sería con su maestro de alternativa, Manuel Vidrié. Nueva salida a hombros después de obtener dos orejas en el cómputo general de la tarde.

El azar quiso que su tercera comparecencia, el 15 de septiembre de 1.991, también fuese un mano a mano, a pesar de que el cartel anunciaba a Fermín Bohórquez, María Sara y Pablo Hermoso de Mendoza. Unos días antes del festejo la francesa sufrió un percance toreando en Tarancón que le impidió torear en Sangüesa. Esto dejó el cartel en un mano a mano entre Fermín y Pablo ante novillos de Tomás Pérez de la Concha y donde el de Estella volvería a sumar tres orejas a su esportón montando entre otros a GIRALDA, ALBAICIN, CAGANCHO y CAFETERO.

En la cuarta ocasión, la terna ya fue una realidad y Joao Moura, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza realizaron el paseíllo para lidiar una novillada de José Luís Sánchez y Sánchez, muy mansos y ante los que Pablo sólo pudo obtener una oreja. Entre los caballos que actuaron esa tarde estaban CAGANCHO y EVORA.   

Después de veintiséis años Pablo Hermoso de Mendoza regresaba a una de las plazas más significativas en sus inicios como rejoneador: Sangüesa. Una plaza que desde aquel 1992 no había sentido como sus cimientos vibraban y se hacían fuertes ante un lleno como el de esta tarde. El significado que Sangüesa tuvo en los primeros pasos como rejoneador de Pablo, quiso que se también lo viviera en sus carnes su hijo Guillermo y así rememorar aquellos manos a mano entre Pablo y Buendía, o con Vidrié, o con Fermín Bohórquez, en este con su hijo Guillermo y ante tanta gente cercana y sobre todo conocida.

Desde luego que al final la gente no salió decepcionada, sino más bien encantada con el espectáculo presenciado, con el triunfo de los actuantes y con el aspecto que volvió a presentar la plaza, con el cartel de “No hay billetes” puesto en la taquilla.

Por delante actuó Pablo, que abrió plaza ante el toro más complicado de la tarde. Le costaba entregarse de salida a MANIZALES y no fue hasta sentir el rejón de castigo cuando comenzó a galopar y a enrabietarse. Y eso fue lo que hizo durante toda la lidia, cabrearse, pegar arreones sin temple y complicar mucho la labor de los caballos. En los inicios de EXTRAÑO, al caballo le costó adaptarse a esas ventajas, a esa brusquedad y sería después de la banderilla inicial cuando el caballo se hizo dueño de la situación y comenzó a medir las embestidas y a lucir en varios embroques, muchos de ellos al sesgo.

JANUCA ya encontró al toro algo más parado, pero también más defensivo y lo fue solventando con técnica y saber estar. Cerró piruetas a la salida de las suertes y dio paso a BACANO para la rueda de cortas, donde el toro cerraba su paso y complicaba también este último tercio. Pablo dejó un rejón de muerte perpendicular y acabó con el astado de un descabello pie a tierra para cortar la primera oreja de la tarde.

La faena de maestro vino en el tercero, un buen toro de Rosa Rodríguez, que acusó mucho el rejón de castigo colocado con ALQUIMISTA y se fue apagando al final de la lidia. Un astado alegre, muy bien parado por ALQUIMISTA con la cola, girando en redondo y arrancando los primeros olés de la tarde. Un rejón de castigo que debió de tocar alguna vena principal hizo que el astado sangrase mucho. A pesar de ello, no dejó de embestir ni aquí, ni en banderillas, y ALQUIMISTA se pudo lucir toreando con la bandera. BERLIN marcó el paso al que el buen toro asistía y lo llevaba galopando de costado al hilo de las tablas, toreándolo entre actos con el pecho y rememorando tardes gloriosas de caballo y jinete.

Para cerrar las banderillas, Pablo salió con PRINCIPE y ya el toro esperaba mucho y había que atacarle. El caballo llegó encima en las dos banderillas que colocó, marcando lo más emocionante en los remates con piruetas. El cierre no resultó fácil para ARABITO porque el toro ya no ayudaba y se estaba acabando. Tres banderillas cortas a toro muy parado y un rejonazo fulminante fue el colofón final a su regreso a una plaza de la que siempre ha sentido morriña y de la que siempre ha manifestado que no se retiraría sin volver a Sangüesa.

Una tarde en que la que Guillermo tuvo una extraordinaria presentación y una perfecta comunión con un público que ya lo está adoptando como el sustituto a la figura que ha sido su padre. Todos sus movimientos recuerdan a su maestro, desde la forma de entender a los toros de salida, al primero sobre CHURUMAY, ante un toro muy despistado, muy avanto y ante el que tuvo que cruzar el caballo para colocarle el primer rejón de castigo. Lo dejó Guiller con ese castigo, a pesar que el toro no ofrecía muchas garantías. Después sacó a BRINDIS, caballo espectacular sobre todo a la hora de la reunión, de atacar la suerte y salir toreando con el pecho. Lució en dos banderillas y llevando al toro encelado de costado, muy templado y midiendo muy bien las no muy sencillas tarascadas del novillo.

La experiencia y el valor de ICARO cerraron el tercio toreando en círculo y consintiendo mucho al toro, por instantes hasta demasiado y toreando en cada embroque. Labor muy por encima del enemigo que tenía encima y que el público estaba valorando en su justa media. La faena tuvo un cierre a la altura con PIRATA en banderillas cortas a una y dos manos, toreando con el pecho del caballo en cada ajustado embroque. Después de descabellar pie a tierra, el tendido se entregó a la petición del doble trofeo y este llegó a manos del joven centauro.

Los máximos trofeos no se hicieron esperar sino hasta el sexto de la tarde. Un novillo muy bravo, con mucha movilidad y que exigió muchísimo a jinete y caballos. Fuerte desde el inicio don BARRABAS lo paró en circulares, para colocarlo en suerte y así recetarle dos rejones de castigo. No es habitual que Guillermo coloque dos rejones, pero en este caso incluso se nos antoja justo el castigo porque el toro tenía una bravura exagerada. Con esta premisa apareció en el ruedo DISPARATE para dejar huella también en Sangüesa del poder de su toreo y de la verdad de su lidia. Al instante sembró el ruedo de toreo, de saber medir la embestida del novillo, por fuerte que esta resulta y de atemperar esa por momentos violencia en temple y toreo despacioso. Sentó una nueva cátedra de toreo total, de diversas suertes y de enorme entrega.

No lo tiene fácil el caballo que sustituye a DISPARATE, y en este caso le tocó a AGORA bailar con la más fea. El hijo de DALI, transformado ahora en caballo de banderilla, estuvo a la altura y no desmereció de lo que hasta entonces se había visto. Templó también, ahora con un galope más poderoso, y dejándose llegar mucho los pitones y sobre todo destacando en banderillas, colocadas de poder a poder. Nuevo cierre festivo con PIRATA, dando cátedra en reuniones con las cortas y sobre todo magisterio en el par a dos manos, cuajado en el mismo estribo y en todo lo alto. Después de desplantes del teléfono, llegó el rejonazo final y la locura en los tendidos cuando el novillo rodó a los pies de Guillermo, para el que se concedieron los máximos trofeos.

 

Sidebar


Galería fotográfica