Actuaciones

Post

LA TEMPORADA INICIA CON EL PIE DERECHO

Llegó el día de que Guillermo Hermoso de Mendoza iniciara su primera temporada intensa y para la cual, la familia Hermoso de Mendoza ha querido que fuese en tierras mexicanas y esa primera cita en una plaza tan significativa como la de Irapuato, en el estado de Guanajuato y aunque fue dentro de una fecha no muy taurina en la localidad, el evento casi llegó a llenar la plaza, que mostró una magnífica entrada en tarde-noche algo fresca.

Guillermo enfrentó en primer término a un novillo que pronto dejó ver las intenciones de que no iba a ayudar en absoluto a los caballos. Vueltas y vueltas con NAPOLEON por las inmediaciones del astado que permanecía impasible en el centro del ruedo. En un lance Guillermo como pudo dejó un primer rejón que tampoco cambió la actitud del astado. Un segundo hierro haciendo todo el jinete dio paso a un tercio de banderillas donde Guillermo tomó la actitud de poner él lo que su oponente no iba a darle. Salió con BRINDIS y clavó dos banderillas marcando los tiempos de las antiguas escuelas lusitanas. De frente, tocando al pitón contrario y clavando al estribo. Perfectas de ejecución ambas y aprovechando el único lugar donde el toro colaboraba que era atacándole de frente. Continuó dando pasadas y toreando con el pecho de BRINDIS y levantando una faena que no resultaba sencilla. Continuó con ese toreo frontal pero ahora arriesgando en los quiebros con BACO, ajustando al máximo la distancia y dejando toda la ventaja al astado. Levantó al público de sus asientos con cada embroque y templó la fresca noche a base de reuniones. Alargó el tercio con un caballo debutante, ESPARTACO, con el que lució en la preparación de la banderilla realizando elevadas muy celebradas en el tendido. Con las cortas, marcó también un nivel alto clavando con BACANO, siempre mirando al toro y sin ventajas, dejándose llegar al astado hasta el mismo estribo. Con el rejón pinchó al primer intento, pero acertó al segundo embroque para obtener la primera oreja de la noche.

Cerró la larga noche de ocho toros el joven estellés que volvió a obtener una oreja tras una complicada labor al que sin duda ha sido el novillo más complicado de su corta carrera. Decimos novillo, aunque por hechuras era un toro con toda la barba y con muy malas intenciones. Complicado resultó poder ejercitar el tercio de salida y a pesar del buen hacer de BARRABAS, el toro siempre cortaba el tranco y daba desproporcionados arreones. Tras un primer rejón de castigo sin mucho efecto, el joven jinete colocó otros dos de mejor situación y dio paso a DISPARATE para solventar el tercio de banderillas. El castaño se puso el buzo de trabajo y se olvidó de galopes de costado y hermosinas porque no había materia prima para ello. Sólo valor en el toreo frontal, mucha verdad y a salvar las bruscas y destempladas embestidas. Lo mismo sucedió con DONATELLI que ni piruetas pudo realizar y no le quedó de otra que lucir en los embroques. Guillermo estaba dando una lección de profesionalidad y sobre todo una enorme técnica para resolver una situación más que complicada y que nuevamente remató sobre BACANO con quien tras las cortas, acertó de un rejonazo que finiquitó al toro sin puntilla. Oreja de mucho mérito y salida a hombros en solitario, la quinta en cinco tardes que el novel rejoneador ha actuado desde aquel inolvidable festejo del 2016 en su natal Estella.